Pryor apoya el DREAM ACT mientras Lincoln aún lo está "estudiando"
Por Michel Leidermann
511A.jpg
Para miles de estudiantes indocumentados en EUA, su futura matrícula en instituciones de enseñanza superior, pudiera ser una posibilidad concreta si el Congreso Nacional aprueba, el proyecto de ley que se conoce como DREAM ACT (ley soñar).
Se calcula que cada año 65,000 estudiantes indocumentados y graduados de secundarias públicas en los EUA, no pueden continuar sus estudios a nivel universitario, porque no tienen residencia legal, y no cuentan con el apoyo financiero ni acceso a becas de estudio para pagar la matrícula que se aplica a estudiantes extranjeros o de otro estado, que es la más cara. Este es el tipo de matrícula que los estudiantes indocumentados tiene que pagar si es que son aceptados en las instituciones de enseñanza superior: Colleges y Universidades.
El proyecto de ley DREAM que se ha vuelto a colocar en la agenda legislativa para el año 2006 después de haber sido dejado durmiendo por cuatro años, otorgaría la residencia permanente a los estudiantes ilegales que cumplan ciertos requisitos: el estudiante debe haber entrado al país antes de los 16 años de edad, haberse graduado de la escuela secundaria a la cual asistió a clase por lo menos por tres años, hacer una declaración jurada de que va a permanecer en los EUA, y no tener antecedentes criminales.
En principio la ley le otorgaría una residencia temporal de seis años, para que pueda ir al college, universidad o enlistarse en el servicio militar. Para obtener la residencia permanente, el solicitante deberá comprobar que como mínimo completó dos años de college o carrera militar.
El DREAM ACT, fue presentado por primera vez en el 2001. Ha sido estudiado, modificado y finalmente engavetado en espera de las condiciones políticas favo-rables y el momento más oportuno para su sanción. La reciente reintroducción de DREAM en el Senado ha creado esperanzas y optimismo, a la vez que constituye un paso en la dirección correcta para su final aprobación.
Ahora, ha cobrado fuerza en el Senado, donde ya cuenta con el apoyo bipartidista de 48 de un total de 100 senadores. Además fue suscrito en el Comité Judicial del Senado con 16 votos a favor y 3 en contra.
Es en la Cámara de Representantes donde hay más obstáculos para que se sancione DREAM. Hasta el momento no se ha aprobado en su comité judicial y nunca ha sido discutido en el pleno.
Los dos senadores por Arkansas, los demócratas Mark Pryor y Blanche Lincoln, tienen puntos de vista diferentes sobre el proyecto de ley.
Pryor dice que "apoya el DREAM ACT y que se está subscribiendo como uno de sus patrocinadores originales. Afirma que muchos de estos jóvenes fueron traídos a EUA por sus padres cuando eran muy pequeños y que por ello no deben sufrir las consecuencias, sobre todo después de haber demostrado a lo largo de los años, su compromiso en ser buenos ciudadanos y completando su educación".
Por su parte Lincoln afirmó a EL LATINO que "todavía estaba revisando la última versión del DREAM ACT para asegurarse que era beneficioso para Arkansas. Agrega que en el pasado había apoyado este proyecto de ley, no como un derecho de estos jóvenes, sino como una legislación que podría beneficiar a los jóvenes que se han ganado el privilegio de permanecer en los EUA siendo estudiantes y jóvenes adultos responsables".
¿Hasta cuando tendrán los legisladores que estudiar un proyecto de ley que ya lleva cuatro años archivado en el Congreso nacional?
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /