El miedo a los cárteles de la droga en México se propaga en Internet

Internet juega un papel cada vez más relevante en la sangrienta guerra por el narcotráfico en México, donde los carteles siembran el terror por medio de todos los recursos de la red, mientras ya se plantea la necesidad de crear una 'ciber-policía'.

Para expandir el miedo, el narcotráfico ha recurrido a afiches en lugares públicos, mensajes escritos dejados junto a espantosas decapitaciones y ahora utiliza la Internet y la telefonía móvil para atemorizar a mayor número de víctimas.

Cuernavaca, popular sitio de descanso a unos 90 km al sur de ciudad de México y conocido como la 'ciudad de la eterna primavera', cerró el fin de semana pasado restaurantes y bares tras rumores de que un cártel llamó a un toque de queda por medio de correos electrónicos y redes sociales. "Esto se difundió demasiado rápido a través de la población, generando pánico, miedo y dudas", dijo  la secretaria de gobierno de Morelos, cuya capital es Cuernavaca.

Aunque durante el fin de semana pasado no se registraron muertes y aún no queda claro dónde se originó el rumor, las calles de Cuernavaca permanecieron desiertas.

Al lunes siguiente, las autoridades crearon un equipo para vigilar el tráfico en sitios de Internet, incluidos Twitter, Facebook y YouTube.

La violencia ligada al narcotráfico ha dejado más de 22.700 muertos desde diciembre de 2006, principalmente en la frontera con EEUU, si bien los episodios de violencia se multiplican en otros puntos del país.

Muchos atribuyen la creciente violencia en Cuernavaca a la batalla por el control del cártel de los hermanos Beltrán Leyva tras la muerte de su líder, Arturo Beltrán Leyva, en un operativo militar en diciembre pasado.

Las autoridades de Tamaulipas (noreste) -donde hay una férrea lucha entre miembros del cártel del Golfo y sus antiguos aliado Los Zetas- llamaron en febrero pasado a la población a mantener la calma después de múltiples rumores sobre falsos tiroteos transmitidos por mensajes de texto y redes sociales. "Se incrementan los delitos por luchas entre grupos delictivos y la violencia aumenta, pero también hay una campaña en los medios informales para aterrorizar a la gente", dijo Eugenio Hernández, gobernador de Tamaulipas.

Los mensajes generalizaron el pánico en localidades como Reynosa, vecina de la ciudad texana de McAllen, donde algunas escuelas, negocios y el consulado de EEUU fueron temporalmente cerrados. Los nerviosos residentes de Tamaulipas pueden ahora acceder a información actualizada sobre los delitos violentos en la página de Internet del gobierno estatal, mientras que, en Reynosa, Twitter es el medio para transmitir alertas.

Los narcotraficantes también navegan en el ciberespacio para colocar sus propios vídeos en YouTube u opinan en foros en línea sobre asuntos de seguridad.

En enero de 2009, en un diario digital Tijuana apareció un mensaje, presumiblemente del narcotráfico, en el que se advertía a una grupo rival de que habían sido decapitados tres de sus hombres y que los cuerpos estaban en un panteón, donde luego  fueron localizados por la policía.

Los ciudadanos, atrapados en el fuego cruzado, buscan desesperadamente información sobre actividad de los cárteles en sus vecindarios, que los medios de comunicación tratan de proporcionar pese a que los reporteros son frecuentemente intimidados. 

Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /