Votantes rechazan bonos estatales para carreteras y universidades
Por Michel Leidermann
512A.jpg
En la votación especial realizada el martes 13 de diciembre en Arkansas, los electores rechazaron las dos "preguntas referidas", sobre la emisión de nuevos bonos fiscales estatales para financiar las carreteras interestatales y las entidades de educación superior.
Las preguntas sobre los bonos pedían básicamente una autorización a perpetuidad para los entes emisores, pero no podían exceder en ningún año fiscal los $575 millones para las carreteras y los $250 millones para las entidades de educación superior, en deudas totales acumuladas por bonos emitidos anteriormente.
La primera "pregunta" era muy controvertida pues pedía autorizar la emisión de bonos por hasta $575 millones más $170 millones en intereses, cada año que fuese necesario a partir del 2010, para ser usados a discreción de la Comisión de Carreteras de Arkansas, sin tener que consultar nuevamente al electorado. Esto significaba que el estado de Arkansas podría continuar endeudándose a perpetuidad, por lo menos por $575 millones más intereses, afín de conseguir fondos para continuar el plan de reconstrucción, construcción y expansión de carreteras interestatales que se comenzó en Arkansas en 1999, ya que el estado fue catalogado como teniendo las peores carreteras en todo el país.
De haberse aprobado la propuesta era como darle a la Comisión de Carreteras una tarjeta de crédito con un límite de gastos de hasta $575 millones en cada año. Hasta ahora esta Comisión independiente ha realizado un buen trabajo, pero los residentes de Arkansas quieren tener la oportunidad de votar sobre estos endeudamientos estatales regularmente, y no darle a la Comisión el poder de decidir estos gastos sin consulta pública.
Ahora la Comisión deberá buscar otras formas de financiar las obras para mantener la calidad de las carreteras, ya sea transfiriendo dinero de otros proyectos o bien continuar con los impuestos a la gasolina (4 centavos por galón) o con el aumento de estos y otros impuestos de ser necesario.
De acuerdo a la enmienda #20 de la Constitución de Arkansas de 1934, el estado debe obtener la autorización de los electores, antes de poder emitir bonos que comprometan la "confianza y el crédito" del estado.
La "pregunta referida #2", era sobre la emisión de bonos para financiar las entidades de educación superior con la emisión de hasta $250 millones en bonos. De estos, $150 millones se usarían para pagar por la construcción de nuevos edificios en universidades y colleges, y $100 millones para pagar las deudas que actualmente tienen estas organizaciones.
Los electores en ciudades con universidades en el centro y sur del estado (Russelville, Conway, Little Rock, Pine Bluff, Arkadelphia, Monticello, y Magnolia) votaron a favor de esta "segunda pregunta", reconociendo que hay necesidades para ampliar las instalaciones y recibir al mayor número de estudiantes y además modernizar la tecnología para ser competitivos en la formación de nuevos profesionales.
Curiosamente en el noroeste y norte del estado ( Fayetteville, Fort Smith, y Jonesboro) en ciudades de mayor tamaño y con fuertes universidades, votaron en contra y no se entiende claramente el porqué.
Los presidentes de las diversas universidades en el estado, están considerando pedir al gobernador y a los legisladores llamar a una nueva votación (dentro de seis meses) para volver a solicitar la aprobación de los electores sobre los bonos para universidades, ya que piensan que el compartir la boleta con la petición de bonos para las carreteras, fue una influencia negativa en la mente de los votantes.

La Comisión de Carreteras, es constitucionalmente independiente y está formada por cinco miembros nombrados por el gobernador y no elegida por voto popular, y prácticamente no necesita rendirle cuentas a nadie sobre sus decisiones.

En el caso de las entidades de educación superior, la Autoridad de Finanzas para el Desarrollo de Arkansas (ADFA), es la que asigna los fondos pero responde a los legisladores de Arkansas, los que evalúan sus acciones y por ende tienen control sobre el uso del dinero.

La votación final dió los siguientes resultados:
Bonos para carreteras:
A favor: 45,053
En contra: 68,714
Bonos para universidades:
A favor: 56,857
En contra: 57,453
Edición de esta semana
ORÍGENES DE LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO
El proceso de la independencia de México fue uno de los más largos de América Latina. La llamada Nueva España permaneció bajo el control de la Corona española por unos tres siglos. Sin embargo, a finales del siglo XVIII, ciertos cambios en la estructura social, económica y política de la colonia llevaron a una élite ilustrada de novohispanos a reflexionar acerca de su relación con España. Sin subestimar la influencia de los tres eventos históricos principales: la Ilustración (el movimiento filosófico, político, literario y científico que se desarrolló en Europa y sus colonias a lo largo del siglo XVIII), la Revolución Francesa (un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras naciones de Europa de 1789 a1799) ni la independencia de Estados Unidos, el hecho que llevó a la élite criolla a comenzar el movimiento emancipador, fue la ocupación francesa de España, en 1808.    / ver más /
A lo largo de su historia, México tuvo varios himnos nacionales que –por una u otra razón- terminaron en el olvido.    / ver más /
Septiembre 15 - Octubre 15  Durante el Mes de la Herencia Hispana (septiembre 15 - octubre 15), América celebra la cultura y las tradiciones de sus raíces en España, México y las naciones de habla hispana de América Central, Sudamérica y el Caribe.  / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La capacidad del periodismo estadounidense para presentar las noticias libres de intimidación política y responsabilizar a los líderes políticos por sus acciones es uno de los elementos más importantes de la democracia en los Estados Unidos. Los estadounidenses damos por sentado que los medios de comunicación exponen a los funcionarios deshonestos que infringen la ley o abusan de los poderes de su cargo.    / ver más /