Derrame de petróleo llega a las costas del Golfo de México
5132A.jpg
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, informa sobre la participación federal en el manejo del derrame de petróleo el viernes 30 de abril de 2010 en la Rosaleda de la Casa Blanca en Washington DC, EE.UU

Una gran mancha de petróleo se acercaba a la costa norte del Golfo de México y amenazaba con un desastre económico y ecológico, en tanto el presidente Barack Obama presionó a la empresa responsible British Petroleum para que detenga el crudo que brota de su pozo fracturado.

"Permítanme ser claro: BP es responsible por este derrame. BP pagará la factura", dijo Obama y se comprometió a una "plena coordinación, un esfuerzo de ayuda implacable" en la región donde las costas de 4 estados estadounidenses, Texas, Misuri, Alabama y Florida, están siendo amenazadas.

La petrolera británica dijo que estaba haciendo sus mejores esfuerzos para cerrar el pozo, ubicado a una profundidad de casi 1,6 kilómetros bajo las aguas del Golfo de México, pero la describió como una operación extraordinariamente complicada que podría llevar semanas o meses.

La marea negra amenaza la vida salvaje, las playas y una de las zonas de pesca más fértiles de la nación, que se extiende por el delta del Mississippi desde Luisiana a Florida.

Los esfuerzos desesperados sobre y debajo de la superficie del océano, para comprobar los flujos de petróleo y dispersar y contener la propagación de la mancha se veían obstaculizados por potentes vientos y la fuerte marea.

El Gobierno de EEUU suspendió el domingo 2, la pesca a lo largo de una amplia franja de sus aguas del Golfo de México, por los temores sobre la contaminación de los mariscos.

La cuenta total de la limpieza del derrame podría ser de $7.000 millones de dólares. Desde la explosión en abril en la plataforma Deepwater Horizon que mató a 11 personas, cientos de miles de barriles de crudo han brotado en el Golfo.

BP está trabajando simultáneamente en cinco planes para contener el flujo de petróleo, entre ellos la instalación de domos para recolectar el crudo en el fondo del mar y subirlo a la superficie y la instalación de un nuevo preventor de explosiones.

Este desastre podría eclipsar la catástrofe del Exxon Valdez en Alaska en 1989, el peor derrame de petróleo de la historia hasta ahora. Funcionarios de Gobierno están teniendo dificultades en saber cuánto petróleo se derrama desde el profundo pozo, pero han elevado sus estimaciones iniciales de 5.000 barriles por día.

Aunque la Guardia Costera extendió cientos de miles de metros de barreras protectoras para contener la mancha, fuertes vientos y marejadas han interferido el despliegue de las barreras plásticas y también los esfuerzos de barcos y aviones para rociar con diluentes químicos al petróleo.

La zona es el origen de la mayor parte de la producción estadounidense de ostras y camarones. La industria pesquera estadounidense en el Golfo de México es la segunda más importante en el país después de Alaska.

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /