CONTRAPUNTOS
Por Michel Leidermann

  ¿Alimentos contaminados? 

  Algo para tener en cuenta la próxima vez que nos sentemos a comer: la mayoría de las plantas procesadoras de alimentos en EE.UU. no han sido inspeccionadas al menos en cinco años según un informe de la U.S. Food and Drug Administration (FDA). 

El informe relata un anticuado e ineficaz programa federal de seguridad alimentaria con insuficientes inspectores para visitar las plantas, muy escasa autoridad legal, y exigua financiación. 

    Y no olvidemos las plantas procesadoras en el extranjero que han sido responsables por varios sustos recientes con mariscos contaminados y leche en polvo. 

    La FDA tampoco tiene la autoridad para ordenar una retirada del mercado de los alimentos cuando se descubre una contaminación. Ni siquiera puede seguirle la pista a los alimentos peligrosos desde la planta en donde se procesaron, hasta las tiendas donde se venden. 

    La última vez que se actualizaron las leyes de seguridad alimentaria en EE.UU. fue en 1938, cuando la penicilina era un medicamento maravilla y el radar era un secreto de tecnología avanzada militar. 

    Pero ahora la Ley de Mejora de Seguridad Alimentaria fue aprobada por la Cámara de Representantes el verano del 2009,  implementa un sistema de seguimiento de los alimentos de manera que cuando los inspectores descubren problemas en una planta procesadora, rápidamente pueden rastrear adonde los productos contaminados fueron enviados. 

    Unos 76 millones de estadounidenses contraen una enfermedad transmitida por alimentos cada año. La mayoría de los casos son leves, pero alrededor de 325.000 personas son hospitalizadas y cerca de 5.000 mueren cada año por esas enfermedades. 

    Los estadounidenses se enteran por los titulares sobre el retiro de alimentos contaminados pero desafortunadamente, no podemos detectar los problemas cuando estamos comiendo. ¡Ya es demasiado tarde! 

 

Seguro obligatorio podría ser menos caro

 

   Considerando la exigencia a las personas de tener un seguro de salud, creo que hay mucha gente que simplemente no entiende tal obligación. 

   El concepto básico de “seguro”, es distribuir el riesgo entre el mayor número de clientes: usted paga cuando se siente bien para que pueda tener un seguro cuando esté enfermo. Ese es uno de las principales especulaciones de costos del seguro médico. Las compañías de seguros están apostando a que no todos se enferman al mismo tiempo. Ambos pagan, el sano y el enfermo, pero la aseguradora sólo paga a los enfermos, creando así una reserva para el momento en que los sanos se enferman. 

   Todo el mundo se va a enfermar en algún momento. Los que no tienen seguro serán atendidos y el gobierno pagará la cuenta. Es un “impuesto” muy caro y ya lo estamos pagando en este momento. Ese tratamiento a los no asegurados, por lo general en una sala de emergencias, no sólo es costoso, sino también de baja calidad. Costará la vida de muchos porque los sin seguro esperarán antes de ir a tratarse y sólo lo harán cuando estén muy enfermos (sucede frecuentemente en la comunidad latina). 

Con el cuidado preventivo y chequeos regulares en un seguro obligatorio, esos agravamientos podrían ser evitados. 

   Si nos negamos a pagar por un seguro de manera responsable para cubrir a todos, seguiremos pagando por las salas de emergencias. 

Edición de esta semana
FESTIVAL DE REGRESO A CLASES EN EL CENTRO CLINTON
El sábado 4 en el Centro Presidencial Clinton se celebró el festival familiar de regreso a clases “Head of the Class Bash” 2018, Voluntarios distribuyeron a los alumnos que llegaron 3,000 mochilas llenas de útiles escolares.   / ver más /
Por Michel Leidermann El pasado domingo 29 por la tarde y en las instalaciones del Consulado de México en Little Rock, se realizó un taller abierto al público para aprender sobre y seguidamente completar poderes notariales para el cuidado de los niños y de las pertenecías personales en caso de ausentarse del país, y llenar solicitudes DACA cuyo plazo de presentación a las autoridades migratorias se vencía el 8 de agosto.   / ver más /
El obispo Anthony B. Taylor de la diócesis católica de Little Rock  emitió la siguiente declaración a la comunidad en general de Arkansas:   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los tiroteos en las escuelas se han convertido en una opción, antes impensable, para los desequilibrados y los despreciados, una forma de encontrar su voz a través de la violencia.   / ver más /