MAKIPI LIMALAMA El Único Sistema de Arte Marcial Polinesio-Mexicano
5282A.jpg
El profesor Rafael Ríos Hinojos y algunos de sus alumnos, captados durante una sesión de entrenamiento en las instalaciones de Makipi Limalama ubicadas en el #3421 Pike Avenue, en la ciudad de North Little Rock.

El profesor de artes marciales Rafael Ríos Hinojos dedicó gran parte de su vida en México a la práctica e instrucción del Makipi Limalama, el único sistema de artes marciales en el mundo que posee una influencia netamente azteca.

El profe Ríos llegó a Arkansas hace una década, en busca de mejores horizontes para él y su familia, y de hecho ha encontrado, y con creces, dichos horizontes en esta pródiga y generosa región. Pero siempre, desde su llegada, tuvo la inquietud por enseñar a otros la gran pasión de su vida: el arte marcial Makipi Limalama.

“Tengo 10 años de vivir en Little Rock, procedente de la ciudad de México, DF. Nací en el DF, pero fui creado en Tlalnepantla, Estado de México. Comencé a practicar el arte marcial polinesio Limalama a la edad de 10 años, allá en Tlalnepantla. Soy cinturón negro desde 1986,” detalló Ríos

El maestro Ríos tuvo su propia escuela de Limalama en Tlalnepantla, forjando varios campeones nacionales. El nombre de dicha escuela era “Instituto Tumanao – Arte Marcial Polinesio”, en honor del gran maestro fundador del sistema Limalama, Tumanao Tino Tuiolosega, de origen samoano. Tumanao pertenecía a la clase real, o aristocrática de la isla de Samoa Americana, donde únicamente tenían acceso a la práctica del arte marcial los descendientes de los reyes de dicha isla.

En la década de 1950, el maestro Tumanao se muda a Los Ángeles, California, donde empieza a difundir el Limalama entre varios alumnos, uno de ellos mexicano, el profesor Rigoberto López, quien fue el introductor del Limalama en México. El maestro López fundó su primera escuela en su natal Tijuana, Baja California, a principios de la década de 1970, y posteriormente el Limalama empezó a extenderse rápidamente por numerosos puntos del territorio mexicano.

Quien instruyó a Rafael Ríos en las técnicas, tácticas y filosofía del Limalama fue el maestro Eduardo Benítez, actualmente radicado en la ciudad de México, y quien, a su vez, fue alumno directo de López.

Ríos pertenece al instituto Tumanao, de la técnica Makipi Limalama, que es un estilo específico de desempeñar el Limalama. Actualmente el maestro Ríos sustenta el 4to. grado de cinturón negro, y funge como el director técnico general en Estados Unidos de Makipi Limalama.

La escuela del profesor Ríos en North Little Rock, fundada hace tres años, es la primera y hasta ahora única escuela de Limalama en Arkansas. En la actualidad el profesor Ríos cuenta con aproximadamente 30 alumnos, divididos en tres categorías: niños de 5 a 9 años de edad; jovencitos de 10 a 15 años; y adultos.

Makipi Limalama difiere de otros artes marciales como el karate, el judo, el taekwando, y el kung-fu, en varios aspectos: el Makipi Limalama utiliza posturas originales, flexibles y prácticas, mientras que los otros sistemas usan posturas rígidas, inflexibles y basadas en aspectos teóricos y no prácticos; el Makipi Limalama es un sistema con mucha velocidad, repetición de golpes y gran contundencia, y utiliza para el combate tanto manos como pies, en una proporción de 50% cada uno.

“El Limalama es un sistema de pelea callejera, y por tanto más complejo y más completo que otros sistemas de artes marciales. Por ejemplo, el karate usa más las manos que las piernas; por otro lado, el judo está compuesto básicamente de llaves, derribamientos, pelea en el piso; y el taekwando es 90% piernas (patadas). El Limalama, en cambio, utiliza todo el cuerpo, y por ende es mucho más práctico”, explicó Ríos.

La filosofía del Limalama es la persistencia: la aceptación del progreso en el aspecto espiritual, físico y mental, para así tener un cuerpo sano, sabiduría, y llegar al equilibrio perfecto. Es, en resumen, un arte de superación total.

En el Limalama, la obtención de grados es algo progresivo y continuo, ya que el conocimiento es muy amplio. “Nunca se termina de aprender, cada vez surgen más cosas. Así pues, es infinita la práctica de este arte marcial”, expresó Ríos.

En el Limalama se empieza con el cinturón blanco, después el amarillo, naranja, morado, azul, café y negro. Una vez obtenido el cinturón negro, empiezan los grados: cinturón negro 1er. grado; cinturón negro 2º grado, y así consecutivamente hasta el 9º  grado. En México hay incluso adeptos que han logrado alcanzar el 10º grado. “De hecho el Limalama es considerado un arte marcial polinesio-mexicano. Se ha desarrollado, sistematizado y perfeccionado en México. Y es precisamente en México donde el Limalama se ha diseminado como en ningún otro país del mundo. Así pues, los grados más altos en cinturones negros del Limalama se encuentran en México”, apuntó.

México, a su vez, ha exportado el Limalama a Centroamérica y Sudamérica, así como también a varios países de Europa.

Y fue en México que se creó una metodología para que la población en general pudiese practicarlo ya que en Polinesia era un sistema muy rudimentario, y su enseñanza era limitada a la clase aristocrática.

“Así pues, es en México donde el Limalama se ha sofisticado más, y sus técnicas se han desarrollado a niveles más altos, mismos que no existían en Polinesia cuando este arte marcial se fundó”, indicó.

En general todas las artes marciales tienen los mismos conceptos guiadores, que son: respeto, superación, disciplina. “Y por supuesto que el Limalama no es la excepción. Entre los conceptos filosóficos del Limalama se halla el código Guerrero Yao-Ce-Cua (un término náhuatl que traducido al español significa ‘guerrero tigre-águila): ‘alimentaré mi cuerpo y mi espíritu’”, especificó.

La palabra Makipi es también un término en náhuatl, y significa ‘mano empuñada’. Es por eso que el Makipi Limalama es considerado como un estilo netamente mexicano de defensa personal.

De hecho, Limalama deriva de dos términos polinesios samoanos: ‘lima’, que significa ‘mano’; y ‘malamalama’, que significa ‘sabiduría’. Así pues, Limalama significa ‘la mano de la sabiduría’.

El saludo tradicional de Limalama son tres proyecciones del brazo hacia el frente, y significa: ‘Con el corazón, respeto a mi Dios, a mi profesor, y a mis semejantes’.

“Como disciplina mental, manejamos la abnegación al dolor, es decir, manejar o controlar el dolor con la mente. Similarmente, controlar el miedo, ya que el miedo nunca se pierde, sino que se controla. Y pensar positivamente. La práctica de este arte marcial forja el carácter, ya que da a sus practicantes seguridad en sí mismos”, dijo Ríos.

“Los niños tienen mucha energía, y lo que hace este arte marcial es canalizar esa energía en una forma positiva. Una persona que empieza a practicar este arte marcial aprende a defenderse, pero no es para pelear, o buscar pelear, sino al contrario, para no pelear. Parece paradójico, pero así es: lo que se busca es ensanchar las opciones que una persona tiene cuando se ve frente a una situación potencialmente peligrosa y/o violenta: pedir disculpas, ignorar una provocación, evitar la confrontación, etcétera,… todas estas son opciones. El último recurso es defenderse mediante el contacto o combate físico. Pero la defensa de su integridad física mediante el combate es precisamente eso: el último recurso, después de agotar todas las demás opciones”, enfatizó.

Por último, Ríos señaló: “Me gustaría exhortar a la comunidad en general –niños, jóvenes, adultos, damas– a que practiquen el arte marcial. La práctica del arte marcial hace niños menos agresivos. El individuo que practica un arte marcial tiende a ser mejor persona. Cambia completamente sus conceptos”.

Aparte de su estudio-gimnasio ubicado en el 3421 Pike Avenue, en North Little Rock, el profesor Ríos acaba de abrir, el pasado sábado 5 de junio, una nueva sucursal de Makipi Limalama en el sector suroeste de Little Rock, específicamente en el 7515 Geyer Springs Road (a un costado del supermercado San José). Para más información sobre el Makipi Limalama, puede llamar al (501) 613-1166.

Edición de esta semana
CENTRO “SEIS PUENTES” SE ASOCIA A LA CÁMARA DE COMERCIO DE NORTH LITTLE ROCK 
En una simbólica ceremonia el jueves 28 de junio, el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes de North Little Rock se asoció oficialmente a la Cámara de Comercio de la misma ciudad.   / ver más /
EL LATINO acaba de recibir una queja de una madre de un alumno de ultimo año de la Escuela Secundaria Mills University Studies en el distrito escolar especial del condado de Pulaski, porque en la transcripción de calificaciones del Departamento de Educación de Arkansas donde se ve que tomó 8 clases, (este año escolar solo tomaban 7) y en la clase extra (orquesta) le asignaron una calificación F.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
EL PAÍS DA UN INÉDITO GIRO A LA IZQUIERDA CON LOS CONOCIDOS DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES.   / ver más /