La licencia de manejar internacional no tiene validez en EUA
53A.jpg
Miles de inmigrantes indocumentados, la mayoría latinos, recurren a la licencia de conducir internacional ya que cada vez es más difícil obtener una estatal, sin saber que esa opción sólo los lleva a un callejón sin salida.
Bajo sugestivos anuncios que prometen reemplazar una licencia estatal suspendida o vencida, “borrar” los puntos negativos o multas acumuladas o “permitirle” manejar legalmente en los EUA, portales de Internet y diversos negocios cobran a muchos inmigrantes desde 60 hasta 350 dólares por un documento que según las autoridades, no tiene ninguna validez.
“Este tipo de propaganda que asegura falsamente que se puede usar una licencia o permiso de conducir internacional (IDL e IDP) expedido por ellos, en lugar de la licencia de conducir estatal, podría estar llevando a muchos a un problema mayor”, advirtió la Comisión Federal de Comercio para el Consumidor (FTC).Según la FTC, estos documentos, además de constituir un fraude, “les podría traer serias conse-cuencias”.
Según las autoridades federales, muchas de estas empresas y sitios de Internet tienen como principal objetivo aprovecharse de los indocumentados que ven en este tipo de licencias su única posibilidad de obtener algún permiso de manejar pero lamentablemente el negocio de las licencias internacionales es un fenómeno bastante expandido a pesar de los esfuerzos que las autoridades llevan a cabo por clausurarlos.
En la mayoría de los estados, se requiere de una prueba de residencia legal para poder tramitar una licencia de conducir.
En caso de que una persona sea detenida por cometer una infracción de tráfico y muestre una licencia de conducir de su país de origen válida, junto con una de estas licencias internacionales emitidas en los EUA, ésta última le será decomisada.
Pero si el conductor tiene sólo este “supuesto” documento internacional, sería equivalente a manejar sin licencia o con una licencia suspendida, lo que podría conllevar a su arresto.
En Estados Unidos únicamente la American Automobile Association (AAA) y la American Automobile Touring Alliance (AATA) están autorizadas para emitir este tipo de documento, y válido únicamente para manejar fuera de los EUA.
Este documento emitido por AAA, que tiene cuesta 10 dólares, es únicamente para residentes de Estados Unidos que desean manejar en el extranjero, y para obtenerlo deben presentar una licencia de conducir de Estados Unidos y un pasaporte vigente.
“El único permiso internacional que es válido para nosotros (FHP) es la que emite la compañía AAA acompañada de una licencia válida, porque este documento internacional no es más que una interpretación de la licencia extranjera”, agregó la portavoz.
El ‘permiso de conducir internacional’ legítimo es parte de un tratado de Naciones Unidas que simplemente traduce la información de la licencia del país de origen para facilitar su interpretación a las autoridades del país extranjero en el que se quiere conducir y deben ser emitidas por el país de origen, y no después de entrar a los EUA.
Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /