Instan a vacunarse para prevenir contagio de tos ferina
5465A.jpg

El reciente brote de tos ferina en EEUU ha cobrado hasta ahora, al menos, 6 víctimas, cinco de los cuales eran latinos, todos ellos niños pequeños, por lo que las autoridades sanitarias instan a vacunar a la población infantil especialmente vulnerable.

Desde la década de los 80, se ha producido un incremento en el número de casos de tos ferina (pertussis) en EEUU, especialmente entre bebés menores de seis meses, adolescentes y pre-adolescentes (10 a 19 años de edad), de acuerdo con datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). 

Los bebés latinos  tienen una tasa mayor de casos de pertussis comparado con los bebés no latinos  y los bebés latinos  representan también de forma desproporcionada las muertes por la enfermedad a nivel nacional. Aunque desconocen las razones de una mayor incidencia y mortalidad en este grupo, debido a que los niveles de cobertura de esta vacuna entre la comunidad latina son muy buenos.

La experta señaló que la Pertussis es una enfermedad cíclica en EEUU, en donde se dan brotes cada año con picos de cada tres a cinco años.

El último pico severo se registró en 2005 cuando se reportaron 25.000 casos de la enfermedad y luego en 2008, año en el que el número de casos registrados llegó a 13.000.

La tos ferina es una enfermedad altamente contagiosa causada por la bacteria Bordetella pertussis, que causa la inflamación de la tráquea y los bronquios.

Usualmente los primeros síntomas son similares a los de un resfrío común, como congestión nasal, estornudos y fiebre y tos leve, que después de una o dos semanas se torna más intensa y puede desencadenar en neumonía.

Más de la mitad de los bebés menores de un año que se contagian con pertussis deben ser hospitalizados y, aproximadamente, uno de cada cinco bebés adquieren neumonía y en casos inusuales (1 en 100), la tos ferina puede ser mortal, especialmente en los bebés.

Muchos bebés que se contagian de pertussis la adquieren de su entorno familiar o personas que los cuidan, y que puede que ni sepan que tienen la enfermedad, por lo que vacunarse es especialmente importante para estos adultos que tienen bebés recién nacidos.

Asimismo, es importante proteger a los bebés manteniéndolos alejados de personas fuera del entorno familiar con tos o síntomas de resfriado.

En Estados Unidos, la vacuna contra la tos ferina que se administra a los niños y a los bebés se llama DTaP y los protege además contra la difteria y el tétanos.

Los menores deben recibir cinco inyecciones de la vacuna, las primeras tres a los dos, cuatro y seis meses de edad; y la cuarta entre los 15 y 18 meses. Una quinta inyección debe aplicarse entre los 4 y 6 años, cuando el niño entra a la escuela.

Como la protección que ofrece la vacuna contra la tos ferina, el tétanos y la difteria puede disminuir con el tiempo, los CDC recomiendan la aplicación de la vacuna DTaP durante las consultas de rutina de los 11 o 12 años de edad.

Las autoridades aconsejan, además, vacunar después del parto a las mujeres embarazadas que no se hayan vacunado previamente.

Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /