EE.UU. "mira para otro lado" respecto a la violencia en México

La guerra contra el narcotráfico está empeorando y EEUU "está mirando para otro lado", denuncia el Washington Post, que pide al presidente, Barack Obama, más eficacia en sus políticas con México.  

El diario considera que pese a las ayudas aprobadas por el Congreso estadounidense y el compromiso del presidente Obama de estrechar la cooperación en la lucha contra el narcotráfico, la violencia y el tráfico de armas no ha sido suficiente.

"El Congreso ha asignado $1.300 millones desde 2008 para ayudar a combatir el tráfico de drogas en México, pero debido a las demoras burocráticas y la escasa ejecución del presupuesto, sólo una fracción del dinero ha sido gastado", indica el diario.

No obstante, "las fuerzas mexicanas todavía están esperando los imprescindibles helicópteros de EEUU, los aviones de vigilancia y aviones no tripulados, así como los programas de capacitación en áreas como el lavado de dinero".

"Peor aún" para el diario es que la administración Obama haya "rehuido la obligación de tomar medidas enérgicas contra el tráfico ilegal de armas a México", incluyendo la venta indebida de muchas de las 7.000 tiendas de armas que hay en la frontera.

El Post recuerda que durante la última visita a EEUU en mayo, el presidente mexicano Felipe Calderón "rogó" a la Casa Blanca y al Congreso restablecer la prohibición de las ventas de armas de asalto pero "como tantas otras veces cuando se trata de las necesidades de este importante vecino, no ha habido respuesta".

Desde que Calderón asumió el poder, en diciembre de 2006, y hasta la fecha, la delincuencia organizada se ha cobrado la vida de 28.000 personas, según los datos que recoge el Post, lo que supone 3.000 muertos más de los que anunció el gobierno mexicano a principios de verano.

En este periodo, las autoridades mexicanas se han incautado de 84.000 armas, incluidas cientos de rifles de asalto, granadas y otros equipos militares de alta gama y se han registrado 963 incidentes entre las fuerzas federales y los grupos de narcotraficantes.

Mientras, "la ferocidad de la violencia continúa aumentando" y las redes de narcotraficantes han comenzado a "importar" algunas tácticas de Al-Qaeda y los talibán, como los secuestros, las decapitaciones y las masacres de civiles inocentes, incluidos niños, con coches bomba.

En abril pasado Calderón aseguró que más del 90% de las muertes atribuidas al crimen organizado eran de sicarios, un 5% de policías y militares y menos del 5% a población civil, para destacar que la guerra era entre los carteles de las drogas.

Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /