Embajador Arturo Sarukhán enfatizó necesidad de cooperación México-EEUU
5502A.jpg
El embajador Arturo Sarukhán platica con el rector de UALR, Joel Anderson

 Durante su breve visita a Little Rock el pasado 31 de agosto, el embajador de México en los EEUU, Arturo Sarukhán, manifestó durante un almuerzo privado realizado en los salones del Centro Presidencial Clinton, que la cooperación entre los dos países era una necesidad inevitable y era única manera de sostener el crecimiento de ambas naciones.

Ante una concurrencia de cerca de 200 personas entre las cuales había congresistas, funcionarios del gobierno estatal, rectores de universidades, empresarios, muchos simpatizantes de los mexicanos y miembros de esta comunidad, Sarukhán hizo hincapié en que México era el segundo mayor comprador en el mundo de los productos estadounidenses y que el comercio que cruza la frontera en ambas direcciones es de 1 BILLON de dólares diarios. Cada día, unos 75 mil camiones de carga cruzan en ambos sentidos. Por ello, y sino nada más que el puro interés económico, es fundamental una mayor comprensión y cooperación entre ambos gobiernos.

Señaló el embajador que muchas personas en los EEUU culpan a México por la pérdida de empleos en este país, pero que en realidad los empleos se han perdido a China por sus bajísimos costos laborales, lo que también ha afectado negativamente los empleos en México. Los ciclos de cosechas de EEUU y México se complementan ya que la producción estacional es diferente en cada país y este comercio agrícola es de gran importancia para los consumidores de ambos pueblos.

Afirmó que el problema de las drogas es binacional igualmente. Las drogas “duras” cruzan desde México a EEUU que es el país mayor consumidor de estos productos ilegales en el mundo, mientras que de los EEUU cruzan  a México anualmente unos 8 billones de dólares en armas y de dinero no blanqueado para los “narcos” mexicano, situación que los EEUU deberían controlar firmemente  como una ayuda fundamental al gobierno de Felipe Calderón en su lucha contra los carteles de drogas.

Agregó que los EEUU ven el problema de inmigración como un problema de solo de este lado de la frontera, mientras que México sufre la perdida de profesionales, empresarios y emprendedores que se van al Norte. En cuanto a los “no autorizados”, estos ya no regresan a México como lo hacían en décadas pasadas cuando acababan su temporada de trabajo en los EEEUU, en gran parte porque ahora es muchos mas difícil, peligroso y caro el  cruzar de regreso y volver a reingresar. Por ambas razones hace sentido una legislación para que trabajadores temporales puedan prestar sus servicios legalmente en los EEUU y luego volver a su tierra de origen y recomenzar este ciclo ambulatorio al año siguiente, legalmente y de acuerdo a las necesidades laborales de los EEUU.

Reiteró Sarukhán que los gobiernos de Calderón y Obama están trabajando en varios frentes para resolver los conflictos y malos entendidos. Primero en mejorar la seguridad fronteriza para evitar la entrada de terroristas, pero sin cerrar la frontera con muros que impedirían el flujo comercial tan importante en ambos sentidos. Segundo, en buscar cooperación para el desarrollo de fuentes de energía renovable y verde (90% del petróleo que consume diariamente EEEUU viene de Canadá y de México). Tercero, buscar soluciones de salud para el millón de estadounidenses que se han jubilado y reubicado en México y los miles más que van por el turismo de salud en hospitales mexicanos certificados, y cuarto, la cooperación comercial y diplomática a nivel global, ya que México entiende que su proyección global, circula en gran parte a través de los EEUU.

Las palabras de Sarukhán fueron recibidas con fuertes aplausos, sobretodo por parte de los asistentes estadounidenses que desconocían muchos de los detalles y punto de vista mencionados por el embajador. Ambos países están unidos, y siempre lo estarán, por una frontera común de 3 mil kilómetros y es en el mejor interés de ambos pueblos el mantener las mejores relaciones comerciales, humanas y diplomáticas  posibles. Es fundamental que ambos gobiernos mantengan el dialogo fluido y encuentren las mejores soluciones a los problemas comunes que enfrentan.

Con la visita del embajador Sarukhán se inauguró oficialmente el programa de celebraciones en Arkansas, del Bicentenario de la Independencia de México y del Centenario de la Revolución de 1910.

Sarukhán, ex cónsul general en Nueva York, actuó como coordinador de política exterior en la campaña presidencial de Felipe Calderón y fue parte del equipo de transición presidencial en 2006. Se ha desempeñado en diferentes cargos en la Secretaría de Relaciones Exteriores y ha representado a México en el Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe.

El proyecto Arkansas-México 2010 es una colaboración universidad-comunidad copatrocinado por el  Consulado de México en Little Rock, la Universidad de Arkansas en Little Rock, las ciudades de Little Rock y North Little Rock, y la Fundación Clinton para fomentar y coordinar un gran número de variados eventos locales que ponen de relieve la historia de México y las relaciones Estados Unidos-México.

Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /