Cómo viven bajo tierra los 33 mineros sepultados en Chile
5517A.jpg

 Tras conocerse que los 33 mineros atrapados están vivos, los esfuerzos volvieron a concentrarse en el rescate de los trabajadores, quienes luchan por sus vidas en el refugio subterráneo provisto para tales casos. 

La fragilidad de la mina impide un rescate directo, por lo cual, las perforaciones para que puedan ser liberados demandarían entre dos y tres meses, según adelantaron los expertos.

Hasta entonces, los 33 mineros (32 chilenos y un boliviano) deberán sobrevivir tal como lo hicieron hasta ahora, en el refugio ubicado a 680 metros de profundidad, un pequeño espacio de casi 50 metros cuadrados, desde que quedaron atrapados en la mina San José en Copiapó  tras el derrumbe del 5 de agosto,.

El refugio es una especie de "grieta" en uno de los ocho kilómetros de curva en forma de espiral, que llevan hasta el fondo de la mina. Cuenta con pequeñas banquetas donde sentarse y, en teoría, tubos de oxígeno, comida y botellas con agua para soportar un tiempo de encierro.

El refugio está unido por una galería, que es donde fueron captadas las primeras imágenes de los mineros, con un taller de 200 metros cuadrados. Los 18 días de incomunicación fueron tolerados sólo gracias al liderazgo de los mineros más antiguos, que usualmente toman este rol en situaciones de peligro.

Las grietas de la mina, una vetusta excavación de fines del siglo XIX, permiten la entrada de aire. Los mineros también pudieron extraer agua y luz de dos camionetas y maquinaria que los acompañaban en las profundidades. En tanto, la comida fue racionada y las altas temperaturas del fondo de la mina combatidas con la ventilación de los vehículos.

Tras ubicar la posición de los trabajadores, los rescatistas trabajaron varias horas para apuntalar un ducto por el que se enviarán pequeños tubos de plástico, denominados "palomas", equipados con glucosa, agua mineral enriquecida y demás artículos de supervivencia. Además se mandarán linternas y equipos de comunicación.

Otra preocupación es el apoyo psicológico para los mineros atrapados. De ser necesario, se les enviará medicamentos antidepresivos y tranquilizantes. En tanto, una vez estabilizada la salud de los trabajadores atrapados, se comenzará a enviar alimentación rica en calorías y proteína, en forma de gel.

"Lo que ha ocurrido con ellos es muy grave, no saben de su familia y hay que establecer un trabajo que se va a prolongar por muchas semanas hasta que puedan ser rescatados con vida, de manera que ese aspecto no se puede descuidar por ningún segundo", advirtió el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

Asimismo, una de las principales funciones del ducto perforado por los socorristas será la de implementar una comunicación fluída con los mineros. El agujero, de 15 centímetros de diámetro, permitirá el ingreso de una cámara de video con luz que transmitirá a una pantalla en la superficie imágenes de la zona. También se enviará un cable que los atrapados podrán conectar a un citófono que hay en el refugio para mantener diálogo con el exterior.

Edición de esta semana
UNA PROFESIÓN DE SERVICIO AL PRÓJIMO Y SATISFACCIÓN PERSONAL QUE PUEDE SALVAR VIDAS
EL LATINO entrevistó a tres técnicos latinos bilingües de emergencias médicas (EMT) para aprender sobre sus experiencias y perspectiva personal sobre su trabajo en el Metropolitan Emergency Medical Services (MEMS).    / ver más /
CELEBRARON LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO EN CONWAY... / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
No entiendo por qué las personas temen y/o odian a otras que son diferentes a ellos. ¿No somos todos diferentes, incluso cuando compartimos el mismo color de piel, religión, cultura o herencia?   / ver más /