Irán dice que lapidación no es tema de Derechos Humanos
5535A.jpg

Otros países no deberían interferir en el sistema legal de Irán y tendrían que cesar en sus intentos de convertir el caso de una mujer, Sakineh Mohammadi Hastían, condenada a morir lapidada tras ser hallada culpable de adulterio, en un asunto de derechos humanos, dijo un portavoz gubernamental en Teherán.

La condena a muerte a la mujer de 43 años, madre de dos hijos, por mantener una relación sexual ilícita y por su implicación en el asesinato de su marido, provocó las críticas internacionales. Brasil llegó a ofrecer asilo a la mujer y el Vaticano se pronunció contra el castigo "brutal".

"Desgraciadamente, están defendiendo a una persona que está siendo juzgada por asesinato y adulterio, que son dos delitos importantes de esta mujer y no deberían convertirse en un tema de derechos humanos", dijo el ministerio de Relaciones Exteriores de Irán. "Si liberar a todos los que han cometido un asesinato se percibe como un asunto de Derechos Humanos, entonces todos los países europeos deberían poner en libertad a todos los asesinos en sus países", agregó. Indicó que la condena por adulterio estaba siendo revisada y que estaba pendiente el veredicto por los cargos de asesinato y complicidad de asesinato. Medios iraníes han sugerido que la sentencia por lapidación puede ser levantada, pero que Ashtiani podría ser ahorcada.

Los detalles del caso son difíciles de determinar en un país en el que muchos juicios tienen lugar a puerta cerrada. Ashtiani fue condenada en el 2006 por haber tenido una "relación ilícita" con dos hombres y recibió 99 latigazos. Posteriormente fue condenada por "adulterio mientras estaba casada" y sentenciada a morir lapidada.

Según Amnistía Internacional, Irán es el segundo país, después de China, en cantidad de ejecuciones. Cifró el número de muertos en al menos 346 personas en el 2008.

El asesinato, el adulterio, la violación, el robo a mano armada, la herejia, y el tráfico de drogas, son penados con la muerte según la ley islámica, o Sharia, en vigor desde la revolución islámica de 1979. 

 

¿Quién tira la primera piedra?

La lapidación es un medio de ejecución muy antiguo, consiste en que los asistentes lancen piedras contra el reo, hasta matarlo. El proceso de lapidación está descrito, con toda la frialdad de los textos legales del Código Penal iraní en los artículos 98 al 107 que incluso establece quién debe tirar la primera piedra.

Debe de ser una de las muertes más horribles que se pueda imaginar. Una a una, las piedras van golpeando la parte superior del cuerpo, magullándolo, lacerándolo, hasta que la acumulación de heridas acaba con la vida del reo. Despacio. Sin piedad. 

En primer lugar, se entierra en un agujero al condenado, "hasta la cintura" si es un hombre y "hasta por encima de los senos" en el caso de las mujeres, según estipula el artículo 102. Parece evidente que es más fácil escapar del agujero en el primer caso, extremo que garantiza el perdón si no hubiera testigos (artículo 103). También se determina (artículo 104) que "las piedras no pueden ser tan grandes como para que maten a la víctima al primer o segundo golpe, pero tampoco tan pequeñas que no puedan ser llamadas piedras".

En el caso de que la condena haya sido fruto de la confesión, como se pretende en el caso de Sakineh Ashtiani, el juez tiene la responsabilidad de arrojar la primera piedra. Si hubiera habido testigos, serían estos quienes tendrían el dudoso honor; a continuación, vendría el juez y el resto de los presentes en la ejecución que por ley no pueden ser menos de tres.

Dado que las lapidaciones son muy polémicas, suelen celebrarse a puerta cerrada y es por tanto difícil saber qué tipo de personas acceden a participar en un castigo tan cruel. Hay que tener mucho estómago para aguantar la lenta agonía que garantiza el goteo de piedras hasta qué las hemorragias o la fractura del cráneo causan la muerte. 

Edición de esta semana
LOS ASOMBROSOS PECES DE TANIA PÓO
Por Michel Leidermann
Al visitar el sábado 11 en el Jardín Bernice de Little Rock el evento de “Tacos y Tianguis” organizado por El Zócalo, Centro de Recursos para Inmigrantes, me encontré con la agradable sorpresa de descubrir un tipo de arte en papel que yo desconocía hasta la fecha. Otros asistentes también decían ¡Qué padre…! al admirar los hermosos peces de color que no parecen hechos de papel.   / ver más /
La idea de celebrar el Día del Padre se originó en 1909, cuando una mujer, Sonora Louise Smart, nacida en Jenny Lind, condado de Sebastian, Arkansas en 1882, propuso la idea. Ella quería homenajear a su papá, William Jackson Smart, quien sirvió como sargento en el regimiento de artillería de Arkansas (Union’s First Arkansas Light Artillery) durante la Guerra Civil. La familia se trasladó posteriormente en 1887 cerca de Spokane, Estado de Washington.   / ver más /
A medida que Arkansas sufre inundaciones y daños históricos, la Procuradora General, Leslie Rutledge, advierte a los residentes que tengan cuidado con los estafadores de seguros contra inundaciones que intentarán robarle su dinero en medio del caos.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los profesionales médicos de Arkansas y todo el país están de acuerdo en que nos enfrentamos a una enorme escasez de médicos y enfermeras. Por lo general, las enfermeras son la primera persona que un paciente ve, la persona que ordenará sus medicamentos a la farmacia, la persona que lo “seguirá” cuando el tratamiento esté completo.   / ver más /