Continúa aplicación de ley contra los homosexuales en FF.AA.
5641A.jpg

Un tribunal de apelación  restableció el miércoles 20 temporalmente la prohibición para que los homosexuales sirvan abiertamente en las Fuerzas Armadas, frustrando las esperanzas de quienes consideran que no debe ser un secreto la orientación sexual.

Pero los defensores de los derechos de los gays y las lesbianas dijeron que estaban seguros de que pronto terminará la prohibición, conocida "Don't Ask, Don't Tell" (DADT, "No preguntes, No digas"), sobre la orientación sexual de los militares.

Los tres jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Distrito de California permitieron mantener vigente temporalmente la ley que prohíbe a los militares homosexuales admitir públicamente su orientación sexual, y que había sido suspendida por un fallo el 12 de octubre en este mismo estado, por la jueza federal Virginia Phillips, quien decidió poner fin a esa prohibición que  concluyó que la ley violaba la Primera y la Quinta Enmienda de la Constitución. Con ello Phillips rechazó los argumentos de quienes la defienden como garantía de la cohesión y eficacia de las Fuerzas Armadas, especialmente en tiempos de guerra.

Tras la decisión de la jueza, el Pentágono anunció que comenzaría a aceptar postulaciones de homosexuales, pero advirtió a los posibles nuevos reclutas que la medida todavía podía ser revertida, lo que prácticamente sucedió con el fallo de la Corte de Apelaciones.

La medida DADT, fue introducida en 1993 por el entonces presidente Bill Clinton. El presidente Barack Obama, se comprometió a cambiar la medida durante su campaña en 2008.

La ley no permite a las autoridades militares que pregunten a los soldados sobre su orientación sexual, pero sí autoriza al Pentágono a dar de baja a los homosexuales que la admitan abiertamente.

El gobierno estadounidense insistió que le corresponde al Congreso revocar la prohibición de que los militares homosexuales refieran abiertamente su condición.

Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /