Dos de noviembre 2010: noche de ganancias republicanas
5658A.jpg
Boozman

 En Estados Unidos el Partido Republicano experimentó una notable recuperación en las elecciones de mitad de periodo realizadas este martes 2 de noviembre y obtuvo la mayoría de la Cámara de Representantes, desplazando a los demócratas, que la controlaban desde 2006 y aunque no pudieron tomar control del Senado, redujeron en varios puestos la ventaja que tenían los demócratas.

Los demócratas perdieron varios distritos que controlaban, incluyendo el que representaba

el presidente Barack Obama antes de su elección como presidente en 2008.

Otro dato de la elección que fue sorpresa compartida de demócratas y republicanos llegó por el fuerte apoyo que tuvieron los candidatos del Tea Party, el movimiento ultraconservador que expresa enojo popular y que fue la novedad en estas elecciones, a las que inyectó dinamismo.

La incertidumbre sobre el futuro económico fue la primera preocupación con que los votantes concurrieron a las urnas.

Nancy Pelosi, la demócrata de California, se despedía ayer de su reinado de cuatro años como presidenta de la Cámara de Representantes, ya que su conducción pasará a manos del republicano de Ohio John Boehner, que anoche prefería la cautela del silencio.

El voto, es todo un mensaje para el gobierno de Obama y para su, ahora, incierta reelección en 2012. En los hechos lo obligará a hacer fuguras para impulsar su agenda en los próximos dos años.

Los republicanos lograron al menos 60 bancas más en la Cámara de Representantes y un importante avance en el Senado con por lo menos 6 bancas mas, dejando a los demócratas con la mínima mayoria de 51 bancas de los 100 senadores.

Es la primera vez en décadas que la cámara baja del Congreso cambia de manos sin que lo haga el Senado, lo que planteará nuevas estrategias para las negociaciones políticas entre la Casa Blanca y el legislativo.

Todo indica que la nueva composición parlamentaria complicará la agenda demócrata y hasta podría poner en revisión algunas reformas aprobadas bajo la mayoría demócrata. Entre ellas, las más mentadas de Obama, como las del sistema de salud y del sistema financiero.

La nueva composición política del Congreso es un duro revés para Obama e inaugura una era de gobierno dividido. Luego de conocerse el avance republicano, Obama llamó al nuevo líder republicano de la Cámara de representantes John Boehner, para decirle que desea trabajar con él y con su partido "para lograr encontrar un terreno común, que el país avance y se cumplan los objetivos para el pueblo estadounidense", dijo la Casa Blanca. 

Boehner le dijo al presidente que quiere colaborar en los temas que son prioridad para los votantes, como la creación de empleos y la reducción del gasto. "Eso es lo que esperan", dijo el republicano.

Más de 90 millones de personas salieron a votar, todo un récord para las elecciones de medio término en este país, y es igualmente un termómetro del sentimiento ciudadano de descontento con Obama y el Congreso.

Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /