Obama llamó al diálogo tras admitir paliza electoral del 2 de noviembre
5681A.jpg

Costó una hora de conferencia de prensa y una decena de preguntas. Pero un apesadumbrado Barack Obama terminó por admitir que el triunfo republicano fue una "verdadera paliza". 

El presidente norteamericano lo describió como una experiencia que "cae mal" y que lo dejó "triste", pero de la que está seguro que aprenderá y saldrá adelante. 

Tras entonar el "es mi culpa y mi responsabilidad", Obama dijo que lo ocurrido lo predispone a "buscar consenso" con los republicanos, pero no a modificar su agenda de gobierno, porque "en esto nadie, ni ellos tampoco, tiene el monopolio de la verdad". 

En una resurrección inimaginable, un Partido Republicano dividido y desbordado por el movimiento ultraconservador Tea Party, recuperó el control de la Cámara de Representantes en una toma de poder que no se veía desde la Segunda Guerra Mundial: 66 bancas cambiaron de manos, con un resultado de 245 escaños para los republicanos y 179 para los demócratas. 

Poco faltó para que hicieran lo mismo en el Senado, donde los demócratas, sin embargo, consiguieron retener una mayoría precaria de 53 bancas contra 45 de los republicanos, que lograron conquistar 6 más. Entre los nuevos senadores de la oposición hay 5 que militan en el Tea Party. 

Más allá de las declaraciones de buena voluntad, se presagia un difícil escenario en el esquema de gobernabilidad de la potencia mundial, con riesgo de hacer del Congreso un campo de batalla partidario y amenaza de un bloqueo permanente que se traduzca en parálisis legislativa  hasta las elecciones generales del moviere del 2012.

Los comicios constituyeron un significativo triunfo para el Tea Party. El movimiento, que surgió poco después de la llegada de Obama a la Casa Blanca, tuvo una notable influencia en el resultado y ya se vislumbra como una fuerza a tener cuenta en las próximas elecciones presidenciales de 2012. 

"Por favor, dennos un respiro, nos tienen hartos. Basta de política, cállense y hagan algo", fueron los mensajes que llegaban a cadenas de radio y de televisión de norteamericanos fastidiados con las extenuantes campañas y las fortunas gastadas en publicidad. 

Para el mandatario, la gran causa del castigo fue la economía. Ni siquiera su plan para reanimarla, sino "sólo los resultados". "Hace falta más tiempo y los resultados no llegaron", dijo. Tampoco admitió que hubiese habido una desconexión con los problemas de los ciudadanos. 

"Leo cartas de la gente todas las noches. Algunas me quiebran el corazón, otras son inspiradoras ", reflexionó Obama. 

Aseguró que durante su segunda mitad de mandato hará todo lo posible por "alejarse" de la Casa Blanca y estar en contacto con la gente. "Es difícil no parecer distante" cuando se vive dentro de la Casa Blanca, subrayó Obama. 

La primera lección que aceptó el mandatario fue la necesidad de "trabajar más y mejor" para lograr "consenso" con los republicanos, algo que, sin embargo, no es la primera vez que se le escucha, ya que fue una idea varias veces repetida a lo largo del tramo inicial de su presidencia. 

El presidente que invitó a los líderes demócratas y republicanos a la Casa Blanca el 18 de noviembre para discutir asuntos que podrían ser vistos en lo que queda del mandato legislativo de este año.

Obama dijo que el foco de la reunión sería qué hacer durante las sesiones parlamentarias que se realizan antes de fin de año y que tienen pocas probabilidades de producir legislaciones.

El período entre las elecciones parlamentarias de noviembre y el inicio del nuevo Parlamento en enero es conocido como tiempo perdido en materia legislativa.

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /