Los 100 años de la Revolución Mexicana
5687A.jpg
Los Generales Pancho Villa y Emiliano Zapata

 La Revolución mexicana fue la primera revolución social del siglo XX que empieza en 1910, como una rebelión en contra de la dictadura de Porfirio Díaz, quien ya tenía más de 30 años en el poder. El movimiento fue liderado por Francisco I. Madero que con su lema "sufragio efectivo, no reelección",  que definía el descontento en el país en contra del dictador Díaz. Esta fase terminó con el exilio de Díaz en París y el triunfo de Madero en las elecciones democráticas de 1911.

La segunda fase de la Revolución comienza con el desacuerdo entre la antigua clase burguesa porfirista y Madero. Con el apoyo de los Estados Unidos y su embajador en México, Henry Lane Wilson, el presidente electo y el vicepresidente José María Pino Suárez son asesinados en 1913, y luego se impone el dictador Victoriano Huerta como líder del país. No obstante, debido a las acciones de otros revolucionarios que lucharon contra la nueva dictadura, Huerta huyó a los Estados Unidos en 1914.

Después de estas dos fases, la Revolución se convirtió en una revolución social con Emiliano Zapata (en el sur) y Pancho Villa (en el norte) luchando por causas sociales como ser  una reforma agraria, justicia social, y educación. No obstante ambos revolucionarios tuvieron que hacer compromisos sociales con otros  revolucionarios liberal-constitucionalistas como Venustiano Carranza y Álvaro Obregón.

La tercera fase es la culminación de la revolución armada con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, reconocida por haber sido una constitución liberal social y la primera de su tipo en el mundo y que aún rige al México de hoy. La Constitución garantizó reformas y derechos liberales y sociales.

El ideal de la revolución era crear una ciudadanía moderna con derechos y alfabetismo. La Constitución de 1917 fue, quizás, el logro más alto de esta Revolución.

  La historia oficial ha generado un culto patriótico a la Revolución que tiene poco sustento en la  realidad. Se dice indudablemente con verdad, que la lucha  armada destruyó un régimen de pobreza, desigualdad y autoritarismo.  Pero no siempre se reconoce que la Revolución construyó otro régimen de pobreza, desigualdad y autoritarismo.

No es que el  gobierno de Porfirio Díaz no haya tenido todos los defectos que se le achacan, sino que la Revolución, lejos de cambiar las cosas, las  empeoró.

   Las batallas en sí fueron poco cruentas. Las tomas de Ciudad Juárez y de Celaya, consideradas entre las acciones militares más importantes de la guerra, dejaron saldos de unos cientos o miles de bajas.

   Nadie sabe a ciencia cierta cuántas vidas costó la Revolución  Mexicana. La cifra mágica, la que se ha convertido en verdad oficial a fuerza de repetición, es la de un millón de muertos. Si  efectivamente la mortandad fue tan alta, esto se debió mucho menos a las bajas en  los combates, que a las muertes generadas a lo largo del período por la inanición, influenza o enfermedades gastrointestinales.

  La Revolución Mexicana ocasionó lo que los especialistas llaman una "dislocación" social. Las cadenas de producción y de distribución se rompieron; la economía se desplomó; el país sufrió  hambre y epidemias.

   Se argumenta que el nivel de vida del país que se deterioró fuertemente durante la Revolución, no se recuperó realmente sino hasta los años 40. Si se consideran las oportunidades de  crecimiento perdidas, tanto por la contienda armada como por el  modelo económico de la Revolución, puede afirmarse que en realidad  todavía México no se ha recuperado.

   Es verdad que México ha avanzado, pero buena  parte del mundo lo ha hecho también. En todo caso México ha  progresado a un ritmo menor que otros países.

Edición de esta semana
LOS RESIDENTES DE LITTLE ROCK ELIGEN A FRANK SCOTT Jr. COMO NUEVO ALCALDE
Frank Scott Jr., un banquero y pastor asociado que se crió al sur de la carretera interestatal 630 que divide la ciudad de Little Rock por raza y situación económica, fue elegido el martes 4 como nuevo alcalde de la capital de Arkansas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los legisladores de Arkansas van a tener mucho que discutir en la próxima sesión legislativa que comienza el 14 de enero, y uno de los muchos temas que abordarán es si aprobar un mayor aumento de fondos por estudiante para las escuelas en varios años.    / ver más /