Sin resolver asesinato de un latino en southwest Little Rock
Por Michel Leidermann
569A.jpg
En un lamentable crimen ocurrido en la madrugada del día domingo 25 de diciembre, un individuo negro (no identificado hasta ahora), asaltó a dos hermanos guatemaltecos al tratar de robarles su dinero. Ambas víctimas estaban domiciliadas en el complejo de apartamentos Quail Valley, en el 5300 de Baseline Road, edificio 32 apartamento C.
Las víctimas fueron Marcelino Velásquez de 37 años, quien murió alrededor de las 11 de la mañana en el Hospital Bautista de Little Rock, y su hermano Mario Cruz de 35 años, quien sufrió una herida de bala en la cabeza y ahora se encuentra fuera de peligro y bien.
Cerca de la una de la madrugada del domingo del asalto, Janet Buitrago y su hijita de 10 años, se fueron a descansar a su dormitorio del apartamento mientras los dos hermanos, Marcelino y Mario, se quedaron esperando para comunicarse telefónicamente a Guatemala y hablar con su madre.
Los hermanos decidieron salir a fumar un cigarrillo al pasillo del edificio. Cuando se disponían a regresar al apartamento, apareció un individuo en la oscuridad del callejón y les disparó sin advertencia alguna.
Dos balazos impactaron al cuerpo de Marcelino, y un tercero tocó la cabeza a Mario.
Según el informe policial, ese domingo 25 de diciembre a las 4:34 de la madrugada dos individuos de la raza negra trataron de robarle a Velásquez y Cruz. Velásquez pudo reingresar a su apartamento en donde se estaba desangrando cuando su esposa Janet Buitrago, llamó a la policía.
La colombiana Janet Buitrago y Mario Cruz , platicaron con EL LATINO y explicaron que la noche del 24 de Diciembre todos estuvieron reunidos en familia. Buitrago y el guatemalteco Velásquez, llevaban dos años de casados y no tenían hijos juntos, pero una de las hijas de su primer matrimonio de ella en Colombia, los visitaba en Little Rock. También había llegado a vivir con ellos Mario Cruz, hermano del fallecido.
Marcelino fue impactado por una bala en una pierna y la otra en el área del riñón. Su hermano Mario, fue alcanzado por una tercera bala que sólo rozó su cabeza causándole una rasgada en el cuero cabelludo.
Aunque no habían sido asaltados anteriormente, Buitrago ya se había quejado en la administración de los apartamentos, de que otras familias latinas estaban siendo robadas. Amigos de la pareja también comentaron a EL LATINO que más gente latina que habita en los apartamentos de la parte del fondo del complejo, había sido asaltada anteriormente y les aconsejaban buscar un lugar más seguro. La oficina de la administración del complejo comentó que nadie de ellos, podía informar nada sobre lo que había pasado con referencia al asesinato de Velásquez.
"Los departamentos deberían de tener una vigilancia privada porque se está viviendo mucha inseguridad dentro del complejo. Yo quiero dejar claro el antecedente de que en varias ocasiones se le dijo a la administración lo que se está viviendo. No han puesto seguridad. Una patrulla entra ocasionalmente, pero sólo dan una vuelta y se van", dijo Buitrago.
Los oficiales de policía a cargo del caso aconsejaron a Buitrago no regresar a vivir al departamento porque puede correr peligro su vida y la de su familia. Buitrago esperaba que la administración de los apartamentos le reembolsara su depósito y le compensara económicamente por daños y perjuicios, pero le dijeron que ella había rentado en una tarifa especial y no podían devolverle su depósito y no podían ofrecer por el momento una compensación.
El corporativo de la administración del complejo ofreció acomodarla sin costo en otro departamento, pero ella no aceptó, ya que por seguridad tenía que abandonar el mismo complejo. Al momento de publicar este reportaje, Buitrago seguía esperando una respuesta del corporativo que administra lo apartamentos para recibir ayuda.
"Quisiera que la Municipalidad de Little Rock pusiera más atención en proteger a las comunidades y en especial a la latina. Los latinos están siendo asaltados porque los delincuentes saben que trabajan duro y pueden traer dinero con ellos. Hay mucha inseguridad en southwest Little Rock" recalcó Buitrago.
El cuerpo de Marcelino fue velado la noche del miércoles 4 de Enero en los servicios funerales Huson, en southwest Little Rock y el jueves 5 se celebró una misa de cuerpo presente en la capilla Santa Teresita. Esa misma noche estaba planeado enviar el cuerpo a sus familiares en Guatemala a través de la aerolínea Delta, pero por complicaciones para conectar con un vuelo que llevara el cuerpo a Guatemala, se mandó el pasado martes 17 de enero. El asesinato no se había resuelto a la fecha de esta publicación y el detective a cargo del caso comentó que una gorra fué encontrada en la escena del crimen y será investigada en el laboratorio.
Según Buitrago el costo de mandar el cuerpo a Guatemala era de unos $7,000, gastos que supuestamente serán cubiertos por el "Programa de Compensaciones a las Víctimas de Crímenes en Arkansas" si es aprobada la ayuda. En este caso el programa se encargará de los gastos funerarios de velar el cuerpo y de todo el proceso hasta entregarlo a los familiares de Velásquez, en otra funeraria en Guatemala.
"Yo salí de mi país Colombia por la violencia que existe y me gustó Arkansas por la tranquilidad. Mi esposo era un refugiado político desde hace 15 años en Estados Unidos porque su vida corría peligro en Guatemala, ya que su padre era un líder comunitario y fue secuestrado. Aquí encontré la felicidad con mi esposo, pero me duró muy poco" finalizó diciendo Buitrago.
El programa de compensaciones a las víctimas de crímenes, de la oficina del Procurador General de Justicia de Arkansas, ofrece un método de compensación y asistencia a las víctimas y a personas a sus cargos que hayan sufrido daño personal o muerte debido a un delito violento, incluyendo el de conducir embriagado. Los fondos del programa provienen de multas cobradas a los delincuentes. Los reclamantes que pueden solicitar esta ayuda cumpliendo los requisitos son: la víctima, la persona a su cargo, o cualquier persona autorizada para representar a una víctima o persona al cuidado de la víctima.
La ayuda que se ofrece es indemnizar por gastos ocasionados como resultado directo de delitos cometidos por otras personas como: atención médica, asesoría psicológica, rehabilitación, pérdida de trabajo y gastos fúnebres. La remuneración puede llegar a un máximo de $10,000.
Se debe cumplir con los criterios necesarios para reunir los requisitos para calificar en el programa. No se necesita un abogado para procesar la ayuda en este programa, ni se necesita comprobar situación de precariedad económica para recibir esta indemnización.
La solicitud en español para reclamos y presentar la demanda, se consigue en la Oficina del Procurador y las organizaciones comunitarias al servicio de las víctimas. La junta de compensaciones a la víctimas de crímenes de Arkansas, compuesta por cinco miembros, toma todas las decisiones relativas a los reclamos. El solicitante recibe un aviso por escrito con la decisión. El teléfono gratuíto para comunicarse es el 1-800-448-3014 o al (501) 682-1020. Para llamadas en español (501) 683-3130.
La situación de inseguridad de los latinos en algunas áreas de Little Rock se mantiene a pesar de las denuncias. Sin embargo los paisanos deben tomar una acción más decisiva al respecto, denunciando de inmediato cualquier irregularidad, sospecha o incidente, al teléfono de emergencia 911, sin importar su condición migratoria. La policía de Little Rock se ha comprometido a velar por la seguridad de todos los residentes sin cuestionar su estado de residencia en el país.
Por otra parte es obvio que se deben tomar ciertas precauciones para evitar ser víctimas de criminales que saben que los latinos andan cargando dinero en efectivo y que a veces por temor a la Migra, no denuncian los asaltos.
Tratar siempre de salir en grupos de tres o más, evitar lugares oscuros y en horas de poco tráfico, y no dejarse intimidar por pretensiones falsas de ser autoridades o agentes de la policía o de la Migra. En un reciente artículo publicado por EL LATINO y en un programa de televisión de la cadena AETN, agentes policiales latinos, aseguraron a nuestra comunidad que ellos están para ayudar y que no debe haber temor de denunciar de inmediato todos los casos de crímenes y de abusos. Si alguna persona tuviera información que pudieran identificar a los asesinos, será mantenida en forma confidencial. Pueden llamar al Departamento de Policía de Little Rock al 371-4626 o a EL LATINO al 374-0853.
Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /