Mujeres inmigrantes con frecuencia blanco de robo de salarios, acoso sexual y otros abusos

 Mujeres inmigrantes indocumentadas en la industria alimenticia en los EEUU rutinariamente soportan acoso sexual, robos en sus salarios y otros abusos mientras proveen un agotador trabajo que produce la comida que millones de Americanos comen todos los días, esto de acuerdo a un reporte publicado por el Southern Poverty Law Center (SPLC).

El reporte — Alimentándonos a Base de Injusticias: Mujeres Inmigrantes en la Industria Alimenticia en los EEUU   — documenta las experiencias de mujeres indocumentadas quienes vienen a los EEUU para escapar de devastadora pobreza. El Reporte describe como las leyes que existen para protegerlas de la explotación, son extremadamente inadecuadas y como ellas típicamente son impotentes para protegerse.

Estas mujeres son la columna vertebral de la industria alimenticia, pero ellas son El miedo mantiene a estas mujeres en silencio, y a consecuencia, su sufrimiento es invisible a los millones de Americanos quienes benefician de su trabajo cada ves que ellos se sientan a la mesa.

El reporte esta basado en extensas entrevistas con 150 mujeres inmigrantes de México, Guatemala, y otros países de Latino America. Ellas viven y trabajan en estados por todo el país. Todas ellas han trabajado en los campos o fábricas que producen comida para America.

Muchas de las mujeres que fueron entrevistadas para el reporte dijeron que la amenaza de deportación y la posible destrucción de sus familias las mantiene sin reportar los abusos en el trabajo, hasta cuando significa el soportar acoso sexual y otras humillaciones.

Muchas describen como han guardado un registro de sus salarios ganados sólo para descubrir una cantidad mucho más pequeña en sus cheques de pago o para encontrar que no hay ningún pago para ellas. Estas trabajadoras dicen con frecuencia haberse quedado en silencio acerca del robo de salarios por temor de ser despedidas.

Acoso sexual y hasta brutales violaciones sexuales efectuados por compañeros de trabajo y supervisores también son una constante amenaza para muchas de estas mujeres. Algunas ven esto como un peligro que sencillamente debía ser tolerado para recibir un día de pago. Muchas mujeres están renuentes a reportar a la policía este acoso sexual y otros crímenes por el temor de ser deportadas.

Las mujeres también reportaron condiciones peligrosas de trabajo sin protecciones de seguridad adecuadas. Trabajadoras en los campos reportaron estar expuestas a químicos y pesticidas. Los trabajadores agrícolas continúan siendo los trabajadores con menos protecciones en America. 

Los trabajadores agrícolas, por ejemplo, en muchos Estados no están cubiertos por leyes de compensación al trabajador. No tienen derecho a horas extras bajo la ley federal. En granjas más pequeñas y en temporadas cortas de cosecha, ni siquiera tienen derecho al sueldo mínimo federal. Además, están excluidos de muchas leyes estatales de salud y seguridad.

El reporte concluye diciendo que las reformas a nivel federal son necesarias para proteger a estas trabajadoras. 

El reporte puede ser leído en www.splcenter.org.

Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /