Reclutamiento de homosexuales no daña las Fuerzas Armadas
5751A.jpg

 Un estudio elaborado por el Pentágono concluye que la derogación de la ley ¿:”No preguntes, No digas” (Don't Ask, don't tell), que obstruye prestar servicio militar a los homosexuales, hombres y mujeres, que expresen abiertamente su preferncia sexual, no afectará a las Fuerzas Armadas.

El secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mike Mullen, presentaron el martes 30, una evaluación realizada entre los militares para analizar el impacto que tendría la derogación de esta ley después de 17 años en vigor.

Según indicaron, la derogación podría causar algún contratiempo en un primer momento, pero no sería ningún problema generalizado ni de larga duración, algo a lo que se podrá hacer frente con más entrenamiento y educación, dijo Gates.

El estudio concluyó que el 70% de los militares consultados creen que el impacto sería "positivo, mixto o inexistente".

No obstante, la oposición fue mayor entre las tropas de combate (el 40%) y las fuerzas especiales, en particular en la Infantería de Marina (58%).

Gates señaló que para que la transición sea positiva hay algunas " inquietudes " que tienen que ser tratadas, pero aseguró que el informe revela que la abolición "no provocaría situaciones dramáticas que muchos han predicho".

En este sentido, señaló que si el Congreso aprueba antes de finales de año la derogación, se debería conceder a las Fuerzas Armadas un tiempo de adaptación para que los mandos y las tropas se preparen para la transición.

Esta ley, que fue aprobada en 1993 durante la presidencia de Bill Clinton, permite a los gays ser miembros de las Fuerzas Armadas siempre que no divulguen su orientación sexual.

La ley fue concebida como un compromiso  político entre la propuesta de Clinton que quería levantar la prohibición y quienes consideraban contraproducente que los homosexuales formaran parte de las Fuerzas Armadas.

El estudio revela que para el 92% de los militares que han trabajado con algún compañero homosexual, su experiencia ha sido buena, muy buena o no ha tenido impacto.

Durante años, los homosexuales han reivindicado su derecho a servir a su país y han denunciado que bajo esta ley ha habido denuncias entre compañeros que han llevado al despido injusto de cientos de militares al desvelar su condición sexual.

Se estima que desde que entró en vigor esta ley, más de 13.500 militares han sido expulsados de las Fuerzas Armadas.

De anularse, sería la primera vez en la historia de EE.UU. que los soldados abiertamente homosexuales pueden prestar servicio sin temor a represalias.

También sería la mayor transformación de las Fuerzas Armadas -que cuenta con 1,4 millones de soldados en activo- desde que una orden ejecutiva de 1948 exigió la integración racial (blancos y negros) de sus filas.

Edición de esta semana
¡LA COMUNIDAD LATINA TAMBIÉN CRECE EN NORTH LITTLE ROCK!  
Por Michel Leidermann
Cuando se piensa en la comunidad latina en el área metropolitana de Little Rock, mucha gente cree que principalmente está en las áreas del Southwest de la capital, circundada por las calles 65, Geyer Springs y Baseline. Pero la realidad es que la creciente comunidad latina se vive a ambos lados, norte y sur, del río Arkansas.   / ver más /
El objetivo de este evento deportivo es mejorar la colaboración y la confianza entre los pobladores latinos y los oficiales de policía, mucho de los cuales son de origen latino, afín de ayudar a que los policías puedan realizar aun una mejor función de proteger y servir a la población. El juego será el sábado 27 de julio a las 6:00 p.m. en el Otter Creek Park (#11500 Stagecoach Road, Little Rock).   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Con Donald Trump, Estados Unidos ha recuperado una prosperidad propia de los felices años 60.   / ver más /