México abate al capo narco de "La Familia"
5800A.jpg

 El líder del violento cártel mexicano "La Familia", Nazario "El Chayo" Moreno, fue abatido a tiros por fuerzas federales en el occidente del país, el jueves 9, en un nuevo golpe contra líderes del narcotráfico.

Moreno, por quien las autoridades mexicanas ofrecían una recompensa de 2.4 millones de dólares, murió en medio de choques que duraron horas entre sicarios del cártel y policías federales que se iniciaron en los alrededores de la localidad de Apatzingán, en el centro del estado de Michoacán.

Moreno, de 40 años y sobre el que había una orden de arresto girada por un tribunal en Texas por introducir 5 toneladas de marihuana a EEUU es el sexto capo narco que cae en el último año. En diciembre del 2009 murió el jefe del cártel de los Beltrán Leyva y meses después Ignacio "Nacho" Coronel, del cártel de Sinaloa.

Más tarde fue capturado Edgar "La Barbie" Villarreal y su antiguo socio Sergio "el Grande" Villarreal.

Hace semanas murió en un enfrentamiento Antonio Ezequiel "Tony Tormenta" Cárdenas, uno de los cabecillas del cártel del Golfo, que opera en el norte del país.

La Familia, dedicado también a la extorsión y al secuestro en estados vecinos, es un cártel con tintes de secta religiosa que opera sobre todo en ese estado, dedicado principalmente a la producción de drogas sintéticas dirigidas al mercado estadounidense.

Moreno, que se hacía llamar "El Más Loco", predicaba pasajes bíblicos mezclados con frases de auto-ayuda a los miembros de su banda, a quienes pedía además que no consumieran bebidas alcohólicas ni drogas. El cártel realiza sesiones de oración y financia la construcción de iglesias evangélicas y centros de rehabilitación en Michoacán, de acuerdo con fuentes militares.

A pesar de su muerte, analistas consideran que la violencia en la entidad seguirá presente. "Es un negocio y el negocio sigue, y la muerte de Moreno no va a poner fin al narcotráfico ni la violencia", según Adalberto Santana, experto en temas del narcotráfico, de la UNAM.

Los enfrentamientos en el estado, que iniciaron el miércoles en la noche en una zona serrana de Apatzingán y se extendieron hasta tarde el jueves a varios municipios, incluyeron bloqueos a calles de la colonial Morelia, capital del estado.

Los choques dejaron 11 muertos, entre ellos un bebé de ocho meses y una joven de 17 años, dijeron autoridades.

El gobernador de Michoacán llamó a la calma, mientras la policía quitaba de caminos alrededor de Morelia vehículos carbonizados que bloqueaban el paso.

Unas 33,00 personas han muerto desde que Calderón lanzó los operativos en diciembre del 2006.

Edición de esta semana
FESTIVAL DE REGRESO A CLASES EN EL CENTRO CLINTON
El sábado 4 en el Centro Presidencial Clinton se celebró el festival familiar de regreso a clases “Head of the Class Bash” 2018, Voluntarios distribuyeron a los alumnos que llegaron 3,000 mochilas llenas de útiles escolares.   / ver más /
Por Michel Leidermann El pasado domingo 29 por la tarde y en las instalaciones del Consulado de México en Little Rock, se realizó un taller abierto al público para aprender sobre y seguidamente completar poderes notariales para el cuidado de los niños y de las pertenecías personales en caso de ausentarse del país, y llenar solicitudes DACA cuyo plazo de presentación a las autoridades migratorias se vencía el 8 de agosto.   / ver más /
El obispo Anthony B. Taylor de la diócesis católica de Little Rock  emitió la siguiente declaración a la comunidad en general de Arkansas:   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los tiroteos en las escuelas se han convertido en una opción, antes impensable, para los desequilibrados y los despreciados, una forma de encontrar su voz a través de la violencia.   / ver más /