Senado define vida del "Dream Act" (Hasta el cierre de esta edición)

 El Senado de EEUU, en las postrimerías de su sesión legislativa 2010, podría ser la tabla de salvación o la tumba del "Dream Act", un proyecto de ley para estudiantes indocumentados, pero que compite con otras prioridades legislativas de la Casa Blanca.

Activistas, estudiantes y líderes religiosos de todo EEUU realizan actos de protesta para avanzar la agonizante medida ante el Senado. Aseguran que han recibido garantías de que "habrá voto" en el Senado, pero no les dicen cuándo.

Con poco tiempo en el reloj y poco campo de maniobra, el Senado intenta aprobar primero la extensión de recortes tributarios y beneficios de desempleo, para luego pasar a la ratificación del tratado nuclear "START", los presupuestos federales para lo que resta del año fiscal 2011 y la posible revocación de “no preguntes, no digas” de 1993 a los homosexuales en el Ejército.

Sólo después de resolver el destino de esas leyes, se tocaría el "Dream Act" que autoriza la legalización de estudiantes indocumentados que llegaron a EEUU antes de los 16 años, tengan cinco años de estancia en el país, cumplan dos años de universidad o se inscriban en las Fuerzas Armadas, entre otros requisitos.

La medida fue aprobada en un voto histórico en la Cámara de Representantes la semana pasada.

La realidad política es que si en el Senado no se consiguen los 60 votos necesarios, el "Dream Act"  quedará suprimido para lo que resta de esta sesión del Congreso.

El sueño de miles de estudiantes indocumentados pende de la voluntad política de entre seis y ocho senadores, cuyo voto a favor daría paso al debate y votación del "Dream Act".

Se trata de futuros profesionales y de futuros soldados, que por ahora, tienen vetado el acceso al mercado laboral o al Ejército por falta de "papeles".

El Gobierno federal y los gobiernos locales y estatales ya invirtieron dinero en la educación de estos jóvenes (K-12), y lo lógico y correcto es que el Congreso les permita quedarse en el país que han hecho suyo.

Edición de esta semana
SABORES VENEZOLANOS EN LITTLE ROCK CON EL "TREN AL SUR"
Por Michel Leidermann
Mientras que en Little Rock hay varios restaurantes mexicanos, una nueva lonchera de comidas (food truck) “Tren Al Sur” está sirviendo sabores de más al sur, precisamente de Venezuela.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Pinocho, el muñeco de madera al que le crece la nariz cada vez que miente, imaginado por el escritor italiano Carlo Collodi a finales del siglo XIX, ha renovado su popularidad gracias a Donald Trump.    / ver más /