Alcalde peruano recibe 3 azotes para no olvidar sus promesas

 El alcalde de un distrito de la andina ciudad de Huancayo, al este de Perú, juró su cargo recibiendo tres azotes en el cuerpo para recordar que debe cumplir sus promesas, destacó la prensa limeña.

El insólito caso se registró en la localidad de Chilca, situada en el distrito de Huancayo, a 310 kilómetros al este de Lima, donde el nuevo alcalde Abraham Carrasco, de 23 años, fue azotado por el ciudadano más respetable de la zona.

Carrasco recibió, arrodillado ante un crucifijo y con la cabeza reclinada, los tres latigazos lanzados por su verdugo, quien le exigió en quechua, el idioma de los incas, cumplir las leyes básicas del imperio incaico: "No seas ladrón, no seas mentiroso y no seas ocioso".

"Por el distrito de Chilca, que amo de sobremanera, lo llevo en mi corazón, y por este pueblo que confió en mí, juro que trabajaré por su desarrollo", dijo luego el nuevo alcalde, se pudo ver en imágenes de televisión.

 

Edición de esta semana
FESTIVAL DE REGRESO A CLASES EN EL CENTRO CLINTON
El sábado 4 en el Centro Presidencial Clinton se celebró el festival familiar de regreso a clases “Head of the Class Bash” 2018, Voluntarios distribuyeron a los alumnos que llegaron 3,000 mochilas llenas de útiles escolares.   / ver más /
Por Michel Leidermann El pasado domingo 29 por la tarde y en las instalaciones del Consulado de México en Little Rock, se realizó un taller abierto al público para aprender sobre y seguidamente completar poderes notariales para el cuidado de los niños y de las pertenecías personales en caso de ausentarse del país, y llenar solicitudes DACA cuyo plazo de presentación a las autoridades migratorias se vencía el 8 de agosto.   / ver más /
El obispo Anthony B. Taylor de la diócesis católica de Little Rock  emitió la siguiente declaración a la comunidad en general de Arkansas:   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los tiroteos en las escuelas se han convertido en una opción, antes impensable, para los desequilibrados y los despreciados, una forma de encontrar su voz a través de la violencia.   / ver más /