2010: año en el que la Tierra enseñó toda su violencia
5935A.jpg

 En el año 2010, terremotos, olas de calor, inundaciones, erupción de volcanes, super-tifones, tormentas de nieve, aludes y sequías dejaron por los menos 295.000 muertos y 130.000 millones de dólares de daños, el año más letal en más de una generación. Este año murieron en todo el mundo más personas a causa de los fenómenos naturales, que las que perdieron la vida como consecuencia de los ataques terroristas durante los últimos 40 años.

Y según dicen los científicos y expertos en desastres, nosotros mismos somos los responsables de todo esto. Aunque muchas catástrofes parecen producirse arbitrariamente y por azar, la mano del hombre hizo que 2010 fuera un año particularmente letal, costoso, extremo y raro en todo.

La mala calidad de la construcción conspira para lograr que los terremotos sean más letales de lo que deberían ser. Cada vez más gente vive en la pobreza, en edificaciones vulnerables, en ciudades atestadas. Eso significa que cuando la tierra tiembla, los ríos se desbordan o se desatan los ciclones tropicales, más gente muere.

El terremoto de enero, que mató a más de 220.000 personas en Haití, es un perfecto ejemplo. Puerto Príncipe tiene el triple de población - gran parte de la cual vive en la pobreza - y más viviendas precarias que have 25 años. De manera que si el mismo terremoto se hubiera producido en 1985, el total de víctimas hubiera sido probablemente de alrededor de 80.000.

En febrero, un terremoto 500 veces más fuerte que el que azotó a Haití, se produjo en la zona Sur de Chile menos poblada, con mejor construcción y no tan pobre. El sismo - y posterior maremoto - causó 1.000 muertes.

Los científicos dicen que el clima de la Tierra también está cambiando por el calentamiento global, lo que ocasiona fenómenos climáticos extremos, como olas de calor e inundaciones.

En el verano, un fenómeno meteorológico generó un calor opresivo en Rusia, mientras que más al Sur provocó en Paquistán inundaciones que afectaron un área de 99.200 kilómetros cuadrados. Ese único sistema de calor y tormentas mató a casi 17.000 personas, más de las que fueron víctimas de todos los accidentes aéreos que se produjeron en todo el mundo durante los últimos 15 años.

La excesiva cantidad de fenómenos extremos que predominaron durante 2010 es una señal del calentamiento global causado por el hombre, sobre el que los científicos han estado advirtiendo desde have tiempo. Calculan que la abrasadora ola de calor rusa - que marcó un récord nacional de 44°C (113°F)- se produciría tan sólo una vez cada 100.000 años si no hubiera calentamiento global.

Los datos preliminares revelan que en 2010 hubo 18 países que rompieron sus récords del día más caluroso de la historia.

El 2010 fue uno de los años de mayor actividad sísmica de las últimas décadas. Hasta mediados de diciembre se produjeron 20 terremotos de magnitud 7 o más, comparados con los 16 que son el promedio normal. Este año se han producido los terremotos más importantes, pero no es un año récord.

En 2010, las inundaciones mataron a más de 6.300 personas en 59 naciones hasta septiembre. En EEUU, 30 personas murieron en Nashville, Tennessee, a causa de las inundaciones. Los países inundados incluyeron China, Italia, la India, Colombia y Chad. El supertifón Megi, con vientos de más de 250 kilómetros por hora, devastó las Filipinas y partes de China.

Sólo hasta noviembre, casi 250.000 personas habían muerto en desastres naturales, comparado con 15.000 en 2009. En comparación, las muertes causadas por el terrorismo entre 1968 y 2009 fueron menos de 115.000, según datos d el Departamento de Estado.

El anterior año en el que los desastres naturales fueron tan letales fue 1983, a causa de la sequía y el hambre en Etiopía, y  2010 fue el año con mayor mortalidad desde 1976.

El 2010 podría ser el más caluroso en la historia, según la Organización Meteorológica Mundial. Los Ángeles tuvo el día más caluroso de su historia el 27 de septiembre pasado, con 45°C. En mayo, los impresionantes 56°C establecieron un récord en Paquistán, la temperatura más elevada registrada en un sitio habitado en todo el mundo.

En el sudeste de EEUU el año empezó con heladas en Florida que hicieron que las iguanas de sangre fría entraran en estado comatoso y se cayeran de los árboles. Después llegó el verano más caluroso que se haya registrado en esa región. Y ahora, el frío y la nieve volvieron con fuerza, al igual que en Europa.

El norte de Australia tuvo la temporada mayo-octubre más húmeda que se haya registrado hasta ahora, mientras que la zona sudoeste de ese país vivió la mayor sequía de la que se tenga memoria. Y partes de la cuenca del río Amazonas, azotado por la sequía, registraron los niveles de agua más bajos de la historia.

Un volcán islandés paralizó durante días el tráfico aéreo en Europa y perturbó los viajes de más de 7 millones de personas. Otros volcanes del Congo, Guatemala, Ecuador, Filipinas e Indonesia obligaron a la gente a huir en busca de refugio. La ciudad de Nueva York sufrió un raro tornado. Un granizo con algunas piedras de casi 1 kilo y más de 25 cm de diámetro cayó en julio sobre Dakota del Sur, lo que estableció un récord en EEUU.

En un período de 24 horas, durante el mes de octubre, Indonesia padeció un triplete de terror terrestre: un letal sismo de magnitud 7,7 en la escala de Richter, un tsunami que mató a más de 500 personas y la erupción de un volcán que obligó a más de 390.000 personas a huir. Todo esto después de que las inundaciones, aludes y más terremotos mataran a cientos de personas a principios de año.

Hasta los extremos fueron extremos. El año empezó con una buena oscilación climática de El Niño, que causa toda clase de fenómenos extremos. Después, el mundo tuvo un sistema climático espejo con un fuerte fenómeno de La Niña, que causa otro tipo de situaciones climáticas extremas.

La población del mundo se está mudando a mega-ciudades, más peligrosas, edificadas en zonas con fallas geológicas y proclives a las inundaciones. Se calcula que entre 400 y 500 millones de personas del mundo viven en grandes ciudades proclives a sufrir terremotos importantes. 

El año 2010 también fue uno de catástrofes tecnológicas provocadas por el hombre. El estallido de un pozo de British Petroleum vertió 172 millones de litros de petróleo en el Golfo de México. Los desastres en el campo de la minería - con hombres atrapados en las profundidades de la Tierra - provocaron docenas de muertes en trágicos derrumbes en Virginia occidental, China y Nueva Zelanda. 

Los afortunados mineros chilenos que sobrevivieron 69 días a 700 metros de profundidad proporcionaron la historia conmovedora del año.

 

Edición de esta semana
UNA PROFESIÓN DE SERVICIO AL PRÓJIMO Y SATISFACCIÓN PERSONAL QUE PUEDE SALVAR VIDAS
EL LATINO entrevistó a tres técnicos latinos bilingües de emergencias médicas (EMT) para aprender sobre sus experiencias y perspectiva personal sobre su trabajo en el Metropolitan Emergency Medical Services (MEMS).    / ver más /
CELEBRARON LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO EN CONWAY... / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
No entiendo por qué las personas temen y/o odian a otras que son diferentes a ellos. ¿No somos todos diferentes, incluso cuando compartimos el mismo color de piel, religión, cultura o herencia?   / ver más /