Ecos de la tragedia aún son latentes a un año del terremoto en Chile
5999A.jpg

 Los escombros ya no se asoman por Concepción, la ciudad más devastada por el terremoto y el maremoto de hace un año en Chile, pero los ecos de la tragedia que costó la vida de más de 500 personas siguen latentes. Miles viven aún en viviendas de emergencia y sin poder superar el trauma, en un proceso de reconstrucción que avanza lento.

Con réplicas fuertes que se sienten en la actualidad, es difícil para muchos superar la experiencia de haber padecido el quinto peor terremoto de la humanidad, con una magnitud de 8,8 grados, seguido de un maremoto que devastó las costas del centro-sur del país, arrasando con poblados completos.

El sismo ocurrió a las 03H34 del 27 de febrero de 2010, en el último fin de semana de las vacaciones del verano austral, con epicentro en Cobquecura, en la costa de la Región del Biobío, cuya capital es Concepción, a unos 500 km al sur de Santiago.

El tsunami o maremoto - que fue descartado tempranamente por las autoridades en base a informes erróneos de la Marina - fue responsable de cerca de un centenar de las víctimas y aún hoy se mantienen 31 desaparecidos.

En el pueblo de Dichato, la mayoría de sus casi 3.000 habitantes viven en la aldea provisional El Molino, donde sin agua corriente, baños compartidos y espacios minúsculos que anulan la intimidad, se sienten como en un campo de concentración.

Como El Molino, fueron construidas otras 106 aldeas para albergar a las 4.000 familias más afectadas para quienes aún la reconstrucción parece una ilusión.

Unas 220.000 viviendas, 3.700 colegios, 17 hospitales y 212 puentes quedaron destruidos o dañados, según un último balance oficial, que cifró en 30.000 millones de dólares (18% del PIB chileno) los daños provocados por el sismo y maremoto.

Transcurrido un año, no quedan casi escombros en las zonas devastadas. En Santiago apenas hay huellas, y en Concepción, parece que no ocurrió nada en la mayoría de sus calles, aunque en las zonas del interior la situación es más precaria.

En Concepción, aún se mantiene tumbado el edificio de 14 pisos 'Alto Río', que se partió en dos quitándole la vida a 8 personas, y que hoy está convertido en atracción turística.

El llamado 'turismo morbo' también se deja sentir en Dichato, donde los turistas vienen por el día, comen, visitan las zonas devastadas o posan junto a las ruinas, pero no se alojan en el lugar.

Los damnificados esperan ahora sus viviendas definitivas. Según datos oficiales, se habían asignado 135.000 subsidios, un 61% del total comprometido, aunque que desde que se adjudica el subsidio hasta que se inicia la construcción puede pasar hasta un año en trámites burocráticos.

Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /