Utah se aparta de la corriente anti-inmigrante de otros Estados
6032A.jpg
Organizaciones de Utah crearon un "banco telefónico" para que la comunidad hispana pueda contactar a sus legisladores cuando tengan inquietudes sobre las propuestas de ley relacionadas con la inmigración.

El estado de Utah, donde residen aproximadamente 110.000 inmigrantes indocumentados, no es un paraíso pero al menos quiere mostrar al mundo que "no es Arizona", al aprobar medidas que beneficiarán a los extranjeros clandestinos.

Sólo el Gobierno de Washington puede hacer cumplir las leyes federales de inmigración, pero el Congreso de EEUU se muestra inapetente para corregir de una vez el problema de la inmigración ilegal.

Ese vacío ha dado pie a un mosaico de soluciones que incluso podrían considerarse anticonstitucional. Pero el estado de Utah, conocido por pintorescos centros de esquí y su diversidad natural, ahora da un paso adelante en el campo migratorio.

Una de las medidas aprobadas por su legislatura el viernes 4 pasado, requiere que la policía verifique el estatus migratorio de toda persona detenida por un delito grave, mientras que la otra propone un permiso laboral de dos años para "trabajadores huéspedes" provenientes de Nuevo León (México), y sanciones para negocios que contraten a indocumentados fuera de ese programa.

Para conseguir una cédula de identidad de "trabajador huésped", los indocumentados y sus familias deben primero pagar una multa de hasta $2.500 y estar libres de antecedentes penales. Para los que entraron legalmente pero dejaron vencer sus visas, la multa sería de $1.000.

El gobernador republicano de Utah, Gary Herbert, apoyó las medidas adoptadas por la legislatura estatal dentro de un paquete de inmigración, pero no ha dicho cuándo las promulgará.

Pero al adoptarlas, los legisladores estatales han dejado de manifiesto que no quieren entrar en el mismo saco que Arizona, que se ha ganado la etiqueta de "racista" tras promulgar el año pasado la SB1070, que criminaliza la presencia ilegal ese estado del suroeste de EEUU.

La senadora demócrata de de Salt Lake, Luz Robles, que propuso el permiso de trabajo temporal, dijo que Utah ha querido dar el ejemplo al demostrar que "no tiene miedo a hacer frente a asuntos muy complicados".

Representantes de las lucrativas industrias agrícola y del turismo en Utah, que emplea a miles de inmigrantes latinos, consideran que el paquete de medidas migratorias es algo "sano" para los negocios del área.

En vez de sumirse en la absurda utopía de deportar a la población indocumentada, los legisladores de Utah han reconocido los aportes de la mano de obra barata a la economía local y la urgencia de frenar la separación de las familias inmigrantes, según activistas.

En 2010, Utah se convirtió oficialmente en el primer estado en autorizar un tipo especial de licencias de conducir para indocumentados, aunque éstos no pueden usarlas como cédula de identidad para entrar en instalaciones federales.

Hace 6 años, la legislatura estatal la aprobó de manera opcional y hasta la fecha, cerca de 42.000 indocumentados la han conseguido. Estas licencias responden a un asunto de seguridad pública y permiten controlar cuántos y quiénes son los que conducen en Utah.

Si bien una veintena de estados contemplan leyes como la SB1070 de Arizona, en lo que va de 2011 proyectos similares han encontrado su tumba en las legislaturas de al menos 6 estados, debido en parte a presiones fiscales, sociales y políticas.

Eso permite pensar que la moderación comienza a imperar en sitios como Colorado, New Hampshire, Dakota del Sur y Wyoming, mientras que en otros estados medidas similares a la SB1070 también se encuentran en la cuerda floja.

Salvo sus más férreos defensores, la SB1070 se ha ganado la repulsa de empresas, autoridades policiales y activistas pro-reforma.

Quizá los legisladores estatales se han dado cuenta de que medidas anti-inmigrantes, no resolverán el problema migratorio y ahuyentarán a un creciente sector del electorado.

 

Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /