Madre mexicana asfixia a sus tres hijos en DeQueen
Por Michel Leidermann
607A.jpg
Una mujer mexicana Paula Eleazar Méndez, de 43 años, es acusada de haber matado por asfixia a sus tres hijos y se encontraba en la cárcel del condado Sevier, tras haber sido dada de alta en un hospital donde recibió tratamiento por haber ingerido una sustancia tóxica con la cual pretendía suicidarse, pero Méndez no había ingerido suficiente veneno contra cucarachas como para conseguirlo, dijeron las autoridades.
Méndez se desmayó el sábado 28 cuando los policías llegaron a su vivienda. Dentro de la casa, la policía encontró a tres niños muertos, recostados sobre la cama de una alcoba. Los agentes hallaron los cuerpos de dos gemelos de 6 años y su hermana de 8.
Según versiones extraoficiales, el padre de los niños es Arturo Morales, de 37 años, un trabajador de la construcción que reside en Nueva York, quien pidió ayuda a las autoridades de Nueva York, luego que su esposa, según su relato, le había confesado telefónicamente los filicidios. Morales salió en auto desde Nueva York para tratar de llegar el lunes a DeQueen.
El padre se había quedado en Nueva York por razones económicas y esperaba poder jubilarse tempranamente dentro de un par de años. Aparentemente estaban casados por 11 años.
Algunos vecinos comentaron que Méndez era una mujer callada y tímida, hablaba muy poco inglés, que caminaba con ayuda de un bastón como consecuencia de haber sufrido poliomielitis cuando joven. También dijeron que Méndez había visitado a su esposo para el año nuevo en Nueva York y que parecían tener problemas conyugales. Méndez habría comentado que su marido quería divorciarse, cosa que ella rechazaba de pleno.
El cura de la iglesia de Santa Bárbara en DeQueen adonde van cerca de 700 familias latinas, Salvador Márquez Muñoz, y adonde los niños habían ingresado para tomar clases de catecismo, acudió al hospital donde Méndez fue internada temporalmente.
Márquez Muñoz dijo que la mujer estaba profundamente afligida. “Ella tiene un remordimiento tremendo. Lo siente profundamente”, afirmó Márquez Muñoz. “Ella pidió nuestras oraciones y también perdón, porque ahora ella está comprendiendo cuánto lastimó a la comunidad”.
El sacerdote indicó que Méndez se mudó hace 10 años a Estados Unidos desde México y que ella había vivido en Nueva York hasta el año pasado, cuando se mudó con los niños a DeQueen, en el suroeste de Arkansas, porque quería que ellos vivieran en un ambiente más seguro.
“Ellos eran activos en la iglesia. Ella nunca dejó de venir a misa los domingos”, agregó. “Ellos eran como cualquier otro niño, listos y llenos de vida. Yo no puedo creer que ella pudiera haber hecho esto”, añadió.
El jefe de la policía de DeQueen, Richard McKinley, dijo que los agentes hallaron en la vivienda algunas notas que pueden ayudar a revelar sus motivos, aunque no entró en detalles.
“Creo que no hay ninguna duda sobre quién mató a estos tres niños, y por consiguiente sobre quién será acusada de asesinato”, dijo el fiscal Tom Cooper. “Hasta este momento, sin embargo, no hemos determinado el cargo particular de homicidio ni el castigo que pediremos”.
El fiscal agregó que se practicarán autopsias a los cuerpos de los niños para determinar si fueron envenenados o sofocados, como dijo su madre a la policía. El lunes 30 el juez del noveno circuito, Ted Capeheart de la ciudad de Ashdown, ordenó la evaluación siquiátrica de Méndez, quien se declaró inocente en la audiencia ante el mismo juez. La evaluación puede tomar varios meses.
Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /