Japon lucha por contener fuga radiactiva al mar

  Trabajadores de la central nuclear Fukushima trataban parar la fuga radiactiva al Pacífico, lo que, según el Gobierno, podría durar todavía meses.

La central Fukushima situada al borde del océano Pacífico a unos 250 kilómetros al norte de Tokio, estaba concebida para resistir olas de seis metros, pero no de 14, como fue el caso.

El 11 de marzo, sus seis reactores se detuvieron automáticamente, tal como estaba previsto, al producirse el primer temblor del sismo de magnitud 9. Sin embargo, el posterior maremoto ahogó los circuitos eléctricos y de refrigeración del combustible nuclear.

Cuatro reactores comenzaron entonces a calentarse peligrosamente, provocando explosiones y liberando humo radiactivo. Cientos de obreros lograron dominar ese proceso de calentamiento, echando agua sobre las instalaciones día y noche.

El accidente, es el más grave desde la catástrofe nuclear de Chernobyl, Rusia, en 1986. 

La prioridad de los trabajadores es restablecer la alimentación eléctrica para que funcionen los circuitos de refrigeración de los cuatro reactores dañados. Los reactores 5 y 6 se salvaron de la catástrofe.

Sin embargo, los avances en esa tarea son lentos. La enorme cantidad de agua empleada para enfriar las barras de combustible ha inundado las salas de turbinas y las galerías subterráneas, impidiendo toda intervención humana.

La tarea más difícil es evacuar esas capas de agua altamente radiactivas, que en parte se filtraron al océano por una brecha de 20 centímetros descubierta en un foso conectado al reactor 2.

En los próximos días se espera que una plataforma flotante de acero de 136 metros de largo y 46 de ancho con tanques con una capacidad de 10.000 toneladas, podrían servir para evacuar el agua contaminada.

Tres semanas después de la tragedia, el balance aún provisional de la policía es de 12.020 muertos confirmados y 15.512 desaparecidos, cuyos cadáveres fueron muy probablemente barridos por el agua.

 

Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /