Dormir siesta reduce riesgos cardiacos

Una siesta de entre 45 y 60 minutos al día puede ser buena para el corazón, ya que reduce la presión arterial en un día de trabajo estresante, según un estudio del del Allegheny College de Pensilvania.

Un intenso día de laboral y un mayor uso de Internet y televisión hasta altas horas de la noche tiene un impacto negativo en la calidad del sueño y en la salud.

El dormir menos se relaciona con un mayor riesgo de hipertensión y problemas cardiovasculares, por lo que la nueva investigación sugiere que un sueño al atardecer "puede acelerar la recuperación cardiovascular después de una situación de estrés mental".

Para la investigación, que publica la revista International Journal Behavioral Medicine, se requirió de 85 jóvenes universitarios sanos, los cuales fueron divididos en dos grupos: uno que dormía una siesta de 60 minutos y otro que no.

A los universitarios se les midió la presión arterial y el ritmo cardiaco, así como su vida diaria y su calidad de sueño.

En el estudio se observó que el grupo que dormía durante el día conseguía una presión arterial más baja y el otro no.

Otras investigaciones sobre la siesta de 90 minutos ya han revelado la importancia para la memoria a largo plazo, la cual se define como aquella que no desaparece o dura muchos años, en contraposición a la de corto plazo, que registra cosas inmediatas que después se olvidan.

Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /