Papa Benedicto XVI enfrenta graves desafíos
6150A.jpg

El Papa Benedicto XVI, líder religioso de más de mil millones de católicos, enfrenta desafíos enormes, que van desde los escándalos de sexo y dinero que empañan la imagen de la Iglesia, al ocaso de Occidente y las amenazas del islamismo, pasando por la competencia de las sectas pentecostales.

Si bien el pontificado de Juan Pablo II, que será beatificado el 1 de mayo, dio enorme visibilidad a la Iglesia, ella llegó en plena crisis al 2011, dividida y llena de dudas.

Dos mil años después de su fundación y 46 años del Concilio Vaticano II que modernizó a la Iglesia, muchos se preguntan acerca del "barco que parece que se hunde", como dijo en el 2005, Joseph Ratzinger, poco antes de su elección como sumo pontífice. "¡Cuánta suciedad en la Iglesia!", clamó entonces.

Según fuentes eclesiásticas, el futuro Papa se refería indirectamente a la pedofilia, un escándalo que estalló poco después, aunque denunciaba también la corrupción y los conflictos internos dentro de la institución. Benedicto XVI optó por adoptar una línea severa contra los sacerdotes culpables y dejó de garantizar protección a las jerarquías que los cubrían.

Pero el rostro de la Iglesia está enlodado, por lo que numerosos católicos abandonan la Iglesia, en Bélgica, Irlanda, Alemania. La pérdida de fieles en Europa, un fenómeno que afecta también a los protestantes, y la ausencia de cultura religiosa, el "relativismo ético", tildado por el Papa como "una dictadura", llevaron a Benedicto XVI a crear el Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización.

El Papa alemán, impregnado de cultura europea, está empecinado frente al rechazo de la sociedad de reconocer la "belleza" del mensaje cristiano. Un tema tan central para él que muchos le reprochan una escasa atención hacia el continente más católico del mundo, América Latina.

Gobernar la Iglesia es cada vez más difícil, inclusive porque ha aumentado el número de católicos en el mundo. La puesta en juego es la aculturación, enraizar la fe en las culturas, abandonar una iglesia autoritaria y hermética, que solía expresarse sólo en latín.

Frente a la ola de "protestantismo" en las comunidades católicas, el Vaticano recurrió a los movimientos más conservadores y obedientes como el Opus Dei y los Legionarios de Cristo, entre otros.

Otros desafíos recaen sobre el anciano pontífice, de 84 años.

El incremento del catolicismo en África acarrea problemas: el Evangelio supera las fronteras étnicas, aunque algunos obispos no respetan esa exigencia.

La aculturación ha tenido desvíos, han surgido iglesias autónomas, se mezclan creencias tradicionales con la fe, el sacerdote puede caer en la tentación de favorecer su propio clan.

Al igual que en África, en Brasil, las sectas evangélicas profesan su propia fe y suelen aprovecharse de la religiosidad de los más pobres. Compiten alegremente con la Iglesia de Roma, contra sus ritos y su disciplina.

El Papa tiene también que administrar las difíciles y complejas relaciones con el islam, sea ese suní o chiíta en Medio Oriente, donde residen desde hace milenios comunidades cristianas.

Por último, el gran desafío es la inmensa China, donde el Papa reconoce los católicos tienen grandes dificultades para salir de la clandestinidad.

Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /