Inmigrante guatemalteco gana el premio Pulitzer
6172A.jpg
Rubén Vives celebra

 El testimonio de Rubén Vives, un guatemalteco de 32 años, podría parecerse al de millones de inmigrantes centroamericanos que llegaron a Estados Unidos durante la guerra civil, pero hace tres años empezó como reportero a denunciar historias como la que este año le valió el premio Pulitzer.

Con cinco años Rubén Vives llegó a Los Angeles con su abuela, su tío y unos primos en una camioneta que los trajo desde Mazatenango en Guatemala. Su primer recuerdo es que lo entregaron “a dos extraños”, sus padres, que con un año lo habían dejado a parientes para buscar futuro en Estados Unidos.

Entre las tantas excepciones del destino de Vives, criado en Echo Park, un barrio angelino hasta hace pocos años criadero de pandilleros, resalta que se enteró de que “era un indocumentado cuando tenía 17 años”, contó Vives. 

“Mi mamá me dijo: ‘hijo sus papeles están vencidos’ cuando estaba terminando la secundaria”.

Su madre nunca le habló abiertamente de sus papeles, pero logró la residencia gracias a la misma persona que puso el oficio del periodismo en sus manos.

“Mi madre limpiaba la casa y cuidaba los niños de una columnista de Los Angeles Times, Shawn Hubler, y gracias a ella encontramos un abogado migratorio que me ayudó a solucionar mi problema y, luego, un día me ofreció un trabajo de verano como asistente de los reporteros en el periódico”, dijo.

“Mi historia era como la de cualquier inmigrante que trabajó duro en este país, pero ahora es diferente: me hice periodista y ganamos un Pulitzer por servicio público”, dijo este joven que desde hace tres años reporta de manera oficial,  junto a Jeff Gottlieb.

En una serie de artículos divulgados el verano pasado, Vives y Gottlieb publicaron una serie de artículos sobre una trama de corrupción entre funcionarios públicos de Bell, una pequeña y pobre ciudad del Condado de Los Ángeles que terminó con el arresto de 8 funcionarios.

“En tiempos donde la gente dice que los periódicos están muriendo, con este premio siento que podemos decir con la voz en alto que no es así”, apuntó Vives.

“Lo único que tenemos que hacer los periodistas es adaptarnos al Facebook, al Twitter. Ahora hay mucha más gente que nos puede leer, desafortunadamente no hay tanto dinero pero espero que la historia de Bell recuerde a la gente lo que pasa cuando no hay periódicos, cuando no hay un periodismo que está vigilando a las autoridades”.

Vives viajará a Nueva York con Jeff Gottlieb y la fotógrafa Barbara Davidson -ganadora de un Pulitzer por otro trabajo del mismo diario-, a recibir el máximo galardón para la prensa estadounidense.

 


Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /