Ley migratoria en Georgia causaría deportación a miles de peones indocumentados
6225A.jpg

La zona productora de las famosas cebollas Vidalia, en el Esatdo de Georgia, podría sufrir un éxodo de trabajadores agrícolas. Los indocumentados y sus familias que recogen las cosechas en la región cebollera del sudeste de Georgia, están contemplando la posibilidad de irse del Estado para no correr el riesgo de ser deportados, después de que el gobernador Nathan Deal firmó una ley para perseguir a los extranjeros sin papeles.

Volantes en los negocios mexicanos dicen que se ofrece transporte gratis a toda persona dispuesta a trabajar en la cosecha de chiles en la Florida y mora azul en las Carolinas. 

Si bien la mayoría de los Estados de la Unión Americana se han negado a homologar leyes contra los indocumentados, Georgia decidió seguir los pasos de Arizona aprobando la nueva ley, que es una de las más severas del país. De  inmediato comenzaron a surgir divisiones entre los votantes de los suburbios y los del campo.

Las medidas contra los indocumentados son populares en los suburbios de Atlanta, donde la población latina ha aumentado mucho y abundan los carteles en español. Los residentes se quejan de que los indocumentados se quedan con sus trabajos y representan una carga para el estado.

Pero en el interior del Estado, mucha gente se opone a la ley por temor a quedarse sin trabajadores, con y sin papeles.

La nueva ley de Georgia castiga a quienes den refugio o transporte a indocumentados en determinadas circunstancias y permite que la policía corrobore el status migratorio de personas sospechosas de haber cometido un delito si no tienen identificación válida. 

El uso de documentos falsos para conseguir trabajo pasará a ser un delito grave cuando la ley entre en vigor en julio.

Se requerirá asimismo a las empresas con más de 10 empleados que usen el banco de datos electrónico del gobierno federal E-Verify para confirmar el estado  migratorio de sus trabajadores. Esto no es bien recibido por los granjeros ni por los peones indocumentados que trabajan para ellos.

La cosecha de cebollas es dura. Los cosechadores colocan los bulbos en cestos de plástico, los cuales son cargados en un camión. Cada cesto representa 38 centavos de dólar. Un buen peón puede llenar 300 cestos al día y ganar algo más de $100. Los empleados con papeles, que vinieron con visas temporales, cobran más.

Los agricultores de la zona temen lo que sucederá si se quedan sin estos trabajadores, tengan o no papeles.

 

Edición de esta semana
FESTIVAL DE REGRESO A CLASES EN EL CENTRO CLINTON
El sábado 4 en el Centro Presidencial Clinton se celebró el festival familiar de regreso a clases “Head of the Class Bash” 2018, Voluntarios distribuyeron a los alumnos que llegaron 3,000 mochilas llenas de útiles escolares.   / ver más /
Por Michel Leidermann El pasado domingo 29 por la tarde y en las instalaciones del Consulado de México en Little Rock, se realizó un taller abierto al público para aprender sobre y seguidamente completar poderes notariales para el cuidado de los niños y de las pertenecías personales en caso de ausentarse del país, y llenar solicitudes DACA cuyo plazo de presentación a las autoridades migratorias se vencía el 8 de agosto.   / ver más /
El obispo Anthony B. Taylor de la diócesis católica de Little Rock  emitió la siguiente declaración a la comunidad en general de Arkansas:   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los tiroteos en las escuelas se han convertido en una opción, antes impensable, para los desequilibrados y los despreciados, una forma de encontrar su voz a través de la violencia.   / ver más /