La inmigración lógica
Por Michel Leidermann

 ¿ El problema migratorio debe ser analizada principalmente desde el punto de vista económico (las cifras no mienten) y no desde el punto de vista partidista (ideas y emociones preconcebidas). 

Esta inmigración ilegal no es un fenómeno político, ni es promovida en el extranjero, ni está planeada por alguien en particular, ni tiene carácter de invasión, ni es substitución o destrucción de la cultura nacional. Es simplemente la respuesta a la necesidad de más trabajadores por el mercado laboral estadounidense. Así es como trabaja la economía del mercado. 

Nada de esto le quita seriedad a la situación actual, pero la explica y debería eliminar el enfoque de actividad criminal con el que se trata a la migración indocumentada. 

El progreso económico de los EEUU en las últimas décadas, produjo un desplazamiento creciente de trabajadores, hacia nuevos y variados empleos, lo que a su vez dejó miles de vacantes en los trabajos que no requieren mayor experiencia y que son de bajos salarios pero… ¡que alguien tiene que hacer! 

Si los empleadores no encuentran quien haga el trabajo, eso puede causarles grandes pérdidas, especialmente en algunos sectores económicos (campo, procesamiento de alimentos, servicios, y construcción, entre los mayores). 

Ante la amenaza de esa escasez de trabajadores, quienes producen, tienen que buscar soluciones. En algunas Industrias el problema se resuelve reduciendo la calidad de los servicios, en otras, se ha dejado de producir totalmente, dejándole la oportunidad de fabricar a China, a India y otros países, o buscando donde y como sea a personas que quieran y puedan hacer esos trabajos. 

Por esas circunstancias, los inmigrantes que llegan sin documentos en busca de trabajo "en lo que fuera", lo encuentran con facilidad "en lo que sea" y con ello le resuelven los problemas a los empresarios, y a sus propias familias.

Eso termina atrayendo a otros a quienes ilusiona el trabajar en los EEUU, pero no pueden conseguir visas porque los trámites son complicados, lentos, costosos y muchos requisitos son imposibles de satisfacer. 

Pero como la demanda laboral sigue y no es satisfecha localmente y la necesidad de los pobres no decrece, "esos otros" se arriesgan a cruzar como sea, pese a los riesgos, los polleros, las explotaciones, la discriminación y los peligros que han costado la vida a muchos. 

Nada de esto es organizado o planeado por los inmigrantes indocumentados; nada tienen que ver los inmigrantes con las causas del problema de escasez laboral en EEUU; al contrario, son la solución, pero resentida por algunos extremistas. 

Absurdamente prefieren exportar empleos a otros países que a contratar legalmente a trabajadores extranjeros para que laboren aquí, vivan aquí, consuman aquí. 

Las serias consecuencias económicas de esa ceguera, no son siquiera admitidas por los que han convertido la migración en una antipatía antiinmigrante. 

El no reglamentar la inmigración es un simple disparate político: no obligaría al EEUU a guardar a los inmigrantes para siempre, pero permitiría conocerlos, controlarlos y satisfacer la necesidad de los empresarios que los necesitan. 

Al reglamentar la inmigración laboral no se trata de premiar a los inmigrantes por violar la ley. Pueden imponerse multas para conceder permisos de trabajo y exigirles un comportamiento intachable, pero no continuar, por prejuicio, manteniéndolos en un submundo oculto de millones de seres humanos que oficialmente no existen. 

Los legisladores deberían ser serios y aceptar, aunque no les guste, que los indocumentados llenan una necesidad, producen y consumen y, al hacerlo, benefician la economía del país. 

Edición de esta semana
ESPECIALISTA HONDUREÑO EN ARKANSAS LIDERA INVESTIGACIÓN AGRÍCOLA
Por Michel Leidermann
EL LATINO continúa con su función de destacar a profesionales latinos en Arkansas para motivar a los jóvenes a estudiar y titularse como profesionales en distintas carreras universitarias, y avanzar más allá de la idea de muchos inmigrantes latinos que graduarse de la secundaria es el final de su educación.   / ver más /
El Día de los Caídos en Guerra o Memorial Day, es una fecha conmemorativa federal que tiene lugar el último lunes de mayo de cada año, con el objeto de recordar a los soldados estadounidenses que murieron en combate.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Quiero reconocer y aplaudir especialmente a los educadores en ocasión de celebrarse la Semana de Agradecimiento a los Maestros (del 7 al 11 de mayo). Hay innumerables situaciones en las que los gobiernos estatales trampean a los maestros con recursos insuficientes y como cabeza de turcos por las fallas educativas que los EE.UU. están sufriendo hace muchos años, demasiados, degradando y desgastando a los maestros que dedican sus vidas a educar a la próxima generación.   / ver más /