Casey Anthony salió de la prisión
6351A.jpg
Casey Anthony camina en la cárcel del Condado Organge junto a su abogado José Baez en Orlando, Florida (EE.UU.) el, domingo 17 de julio de 2011

 Casey Anthony abandonó una cárcel del condado de Orange en Florida, el domingo 17, solamente 12 días después de que fue absuelta por el asesinato de su hija de 2 años Caylee. 

Vestida con una blusa rosa tipo Polo, pantalones azules y tenis, Anthony salió a las 12:14 de la madrugada en compañía de su abogado José Baez.

Con el cabello recogido y una apariencia sombría, Anthony y Baez subieron a un SUV y de inmediato se alejaron en medio de los destellos de las cámaras fotográficas.

Ni Anthony ni Baez dijeron a los reporteros y manifestantes que los esperaban afuera de la penitenciaría.

El 5 de julio, Anthony de 25 años fue declarada inocente de la muerte de su hija ocurrida en junio de 2008. Después de tres años tras las rejas, Anthony recibió $537,68 de su cuenta en prisión.

Anthony solamente fue hallada culpable  de  mentir a los detectives sobre el paradero de su hija pues dijo a los detectives varias mentiras, entre ellas que una nana —que no lo era y que ahora le ha entablado una demanda civil a Anthony — había secuestrado a la niña.

Los restos de Caylee fueron encontrados 6 meses mas tarde en un bosque cerca de la casa que Casey Anthony compartía con sus padres. Durante el juicio los abogados alegaron que la niña Caylee se había ahogado en la piscina de la familia.

 

Edición de esta semana
PLANES PARA ESTABLECER EL MUSEO DE LA HERENCIA LATINA EN LA CIUDAD DE HOPE
En la ciudad de Hope, la ciudad natal del ex presidente Bill Clinton, se están completando los planes para establecer un Museo de la Herencia Latina, una corporación sin fines de lucro.    / ver más /
La Diócesis Católica de Little Rock confirmó el jueves 27 que pagó $790.000 a cinco hombres que acusaron a un sacerdote de Arkansas que abusó sexualmente de ellos cuando eran ninos a principios de los años 70.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Trump ha convertido las amenazas y ultimátum en algo cotidiano, a menudo vía Twitter.   / ver más /