Ataques perpetrados en Noruega dejan al menos 76 muertos
6363A.jpg

 La mayor parte de las víctimas de los ataques del viernes 22, fallecieron (hasta el momento 68), en el tiroteo que duró alrededor de 90 minutos en la isla de Utoeya, al noroeste de la capital Oslo, en un campamento juvenil.

Según la policía, lo ocurrido tiene dimensiones "catastróficas". También informaron que el número de víctimas podría cambiar, mientras continúan las tareas de búsqueda de sobrevivientes.

Anteriormente, una hora antes aproximadamente, una fuerte explosión sacudió el centro de Oslo, en las cercanías de la oficina del primer ministro, y causó la muerte de al menos 7 personas y otras 15 resultaron heridas, algunas de gravedad.

Luego las autoridades informaron del arresto en Utoeya, de Anders Behring Breivik un noruego de 32 años, quien ha sido acusado formalmente en relación con los dos ataques, bajo las leyes antiterroristas del país. El atacante afirmó que actuó solo, y que lo que hizo fue "cruel" pero "necesario".

De ser hallado culpable podría ser sentenciado al máximo de 21 años de prisión según las leyes noruegas lo que le permitiría salir en libertad a los 53 años de edad.

Según la policía, el detenido no tendría ninguna relación conocida con grupos islamistas y lo relacionan con grupos de extrema derecha o neo nazis. La policía ha dicho que está colaborando con la investigación.

La potente detonación en el centro de la capital causó graves destrozos en 4 edificios gubernamentales y otros inmuebles vecinos.

Unas dos horas después de la explosión en Oslo, empezaron a llegar informaciones sobre el tiroteo en el campamento de la isla de Utoeya, a unos 20 kilómetros al noreste de la capital noruega. En el lugar había congregadas unas 600 personas, muchas de ellas de edades comprendidas entre los 15 y los 20 años.

Según el relato de algunos testigos, el agresor entró en el campamento vestido de policía con el pretexto de velar por su seguridad a raíz de las explosiones en Oslo.

"Le pidió a la gente que se congregara a su alrededor y entonces empezó a disparar, con lo que los jóvenes salieron corriendo para ocultarse entre los arbustos y en el bosque, e incluso algunos se lanzaron al agua para ponerse a salvo", relató un testigo que aseguró que portaba una pistola, un arma automática y una escopeta.

Tras detener al sospechoso -descrito como rubio y de 1,90 metros de altura- las autoridades dijeron que encontraron explosivos sin detonar en la isla.

El interés policial se centra en dos elementos: El primero es un clip de vídeo anti musulmán de 12 minutos de duración, llamado "Caballeros templarios 2083", que apareció brevemente en YouTube, en el cual se incluyen fotos de Breivik con un arma automática. El segundo es un confuso manifiesto y diario de Internet, de más de 1.500 páginas, escrito en inglés bajo el pseudónimo de Andrew Berwick y publicado poco antes de los ataques lleno de improperios anti musulmanas y antimarxistas. En el texto dice que será percibido en el futuro "como el mayor monstruo nazi desde la Segunda Guerra Mundial".

Noruega ha tenido en el pasado problemas con grupos neonazis, pero las autoridades creían que estos habían sido eliminados en su mayoría y no representaban una amenaza significativa.

Breivik admitió responsabilidad en los ataques. Sin embargo, ante el juez, se declaró inocente de los cargos de terrorismo al afirmar que actuó para salvar a Europa de lo que considera una colonización musulmana.

Edición de esta semana
UNA PROFESIÓN DE SERVICIO AL PRÓJIMO Y SATISFACCIÓN PERSONAL QUE PUEDE SALVAR VIDAS
EL LATINO entrevistó a tres técnicos latinos bilingües de emergencias médicas (EMT) para aprender sobre sus experiencias y perspectiva personal sobre su trabajo en el Metropolitan Emergency Medical Services (MEMS).    / ver más /
CELEBRARON LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO EN CONWAY... / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
No entiendo por qué las personas temen y/o odian a otras que son diferentes a ellos. ¿No somos todos diferentes, incluso cuando compartimos el mismo color de piel, religión, cultura o herencia?   / ver más /