Contrapuntos

El derecho a la migración 

    La protección de los derechos humanos para todas las personas es un componente imperioso de nuestro credo como estadounidenses. Los miembros del Congreso han dejado de lado ese componente. Expulsar a millones de personas y cerrar la puerta a la inmigración, no son opciones realistas históricamente, económicamente o socialmente. 

 La Declaración de Independencia de los EEUU enumera tres derechos fundamentales: la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. 

Esos derechos son igualmente aceptados en otros países. Todas las personas tienen derecho a emigrar para cuando les sea necesario proteger y proveer para la familia o para escapar de la persecución. 

Si, la inmigración ilegal es mala. Por desgracia, las leyes de inmigración en EE.UU. no proporcionan a las personas otra alternativa en el ejercicio de su derecho a emigrar, que el entrar ilegalmente. 

La solución al problema consiste en eliminar las causas de la inmigración ilegal, eliminando los obstáculos a la libre circulación de personas (por lo demás respetuosos de la ley) a través de las fronteras y poner en práctica políticas de inmigración que reflejen mejor las realidades económicas de los EEUU que descansan en la mano de obra inmigrante. 

 

Hay que ponerse en forma primero

    Soy partidario de un aumento del impuesto a las ventas en Little Rock si es que se dedica a contratar a policías, bomberos y a arreglar las calles de la ciudad. Pero algunas de las propuestas para usar los ingresos del nuevo impuesto municipal, tienden a financiar proyectos cuyo único propósito es atraer los votos en ciertos barrios y no se adhieren a las necesidades básicas como la mayoría de nosotros queremos.

    Sin embargo, el Departamento de Policía tiene que poner la casa en orden antes de hacer uso de los fondos. Hace algún tiempo, estaba mirando por televisión una noticia sobre un asesinato. Llegó el patrullero de un supervisor y la cámara mostró que el conductor estaba teniendo dificultades para salir porque era demasiado gordo y no podía hacerlo solo. Finalmente, otro patrullero le dio una mano y lo ayudó a salir. Entonces la cámara mostró que era tan obeso que tenia dificultades para caminar.

    Cuando veo las noticias por TV,  me sorprende el número de oficiales que son obesos. ¿Cómo pueden perseguir y detener a un criminal?¿No hay requisitos de aptitud física para estar en la fuerza activa? 

Hace ya algún tiempo el jefe de policía me confidenció que trataría de implementar un programa de acondicionamiento físico para sus oficiales, pero nada ha cambiado. ¿Y entonces?

 

¿Quién es el verdadero Nº 1? 

    ¿Será que el público se deja impresionar por la publicidad que sugiere que ser el No. 1 se traduce en mayor número de ventas?

    En un domingo reciente, tuve la oportunidad de leer cuatro periódicos de Los Ángeles, Phoenix, Dallas y Little Rock. En cada uno, en la primera página de la sección automotriz, se publicaba un artículo (con foto) de un concesionario, cada uno afirmando ser el N º 1. Puesto que no todos podían ser el número uno, me pregunto ¿No. 1 en qué? 

Las categorías implícitas parecían ser: ventas, servicio, valor, cordialidad, etc. ¿Podrían haber otras categorías como N º 1? Cualquier excusa sirve para autotitularse N º 1. Si yo estuviera en el mercado para  comprar un coche (no lo estoy), ¿cual  concesionario N º 1 elegiría y por cual categoría? )

Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /