Estados Unidos se libra de insolvencia fiscal
6384A.jpg

La Cámara de Representantes y el Senado aprobaron tras semanas de discusiones entre demócratas y republicanos, elevar el límite legal del endeudamiento federal.

De no haber alcanzado este 2 de agosto un acuerdo, EE.UU. podría haber entrado en cesación de pagos algo inédito en su historia. El país habría perdido su capacidad para seguir endeudándose y, por ende, pagar todas sus cuentas. Ahora podrá endeudarse por encima de los $14,3 billones actuales.

El acuerdo eleva el tope de endeudamiento en US$2,4 billones e impone un recorte de gasto por la misma cantidad.

No parecía haber dudas de que era necesario recortar el déficit. La diferencia estaba en el cómo. Mientras los demócratas querían elevar impuestos, los republicanos buscaban recortes sociales.

Ni siquiera hubo unanimidad entre los demócratas, que quedaron divididos en 95 votos a favor y 95 en contra.

Un tercio de los republicanos no lo apoyaron, porque decían que no iba lo suficientemente a fondo.

Y el gran ganador, al menos por ahora, parecería ser el ala más a la derecha del Partido Republicano, el movimiento del Tea Party. Lograron llevar una votación que suele ser rutinaria - y que se ha dado en repetidas ocasiones en los últimos años - al centro de la agenda política.

¿El perdedor? Analistas coinciden en que fueron los demócratas, con el presidente Barack Obama a la cabeza. Sin embargo lograron que esta extensión no deba ser votada en enero, sino que se volverá a hacer en 2013, luego de las elecciones presidenciales del año 2012.

La crisis, opinan algunos, también daña la imagen del país y el acuerdo no resuelve el problema de fondo.

"Tanto los acreedores como aliados de Estados Unidos se preguntan qué ha cambiado en la política estadounidense para que una parte significativa de la clase política estuviera dispuesta a arriesgar la reputación de la nación como el lugar más seguro para invertir", aseguró el diario The New York Times.

Más adelante, un comité bipartidista - propondrá más recortes - que pueden pueda modificaciones en los beneficios sociales. El primer recorte será de unos US$900.000 millones. Luego el comité deberá acordar para fines de noviembre un nuevo ajuste de $1,5 billones, que tendrá que ser aprobado al mes siguiente por el Congreso. De no haber acuerdo, se aplicará de forma automática un mecanismo por el cual se reducirá el gasto por US$1,2 billones.

Un procedimiento que encarna riesgos para ambos sectores pues el sector de defensa - sagrado para los republicanos - se vería afectado.

También podría tocar algunos beneficios sociales a pobres, enfermos y ancianos como el Seguro Social,  Medicaid y Medicare, algo que los demócratas no querrán que ocurra. 

 

Edición de esta semana
ASOCIACIÓN DE ESTUDIANTES HISPANOS DE DERECHO DE LITTLE ROCK CELEBRÓ SU BANQUETE ANUAL
La Asociación de Estudiantes Hispanos de Derecho (HLSA) de la Facultad de Derecho William H. Bowen de la UA-Little Rock celebró su banquete anual de premiación el pasado sábado 2 en el Club 27 de Little Rock.   / ver más /
La Universidad de Arkansas - Little Rock presenta serie de debates y películas, sobre la inmigración en los EE.UU. del 7 de marzo al 16 de abril.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En los últimos años, la vacunación infantil se ha convertido en un tema de debate nacional, que también se ha convertido en una preocupación importante en Arkansas. Arkansas es uno de los 18 estados que permite exenciones tanto religiosas como creencias personales, de vacunación escolar Estas exenciones de vacunación no-médicas son peligrosas para los niños no vacunados, los que dependen de la inmunidad de grupo y la salud del público en general. Por estas razones, creo que las exenciones de vacunación no-médicas deben ser ilegales.   / ver más /