Dejarán de deportar a ciertos indocumentados sin antecedentes criminales
6443A.jpg

 El gobierno estadounidense revisará los más de 300.000 casos de indocumentados pendientes de deportación y nio tomara acción inmediata con los que no tengan antecedentes criminales, entre ellos miles de jóvenes estudiantes, informaron fuentes oficiales el jueves 18.

"La idea es asegurarse de que invertimos nuestros recursos donde van a tener un impacto masivo, particularmente en aquellas personas que fueron condenadas en este país, para no atascar el sistema con deportaciones”, explicaron. 

El resto de personas, las que no supongan un peligro para la seguridad del país, verán sus casos cerrados provisionalmente y recibirán una carta. "Podrán solicitar permiso de trabajo, pero no es automático. Esas serán también decisiones que serán tomadas caso por caso", precisaron.

Estados Unidos deportó en el año fiscal de 2010 (octubre de 2009 a septiembre de 2010) un récord de 392.000 inmigrantes indocumentados.

Más de la mitad de ellos tenían antecedentes por condenas de todo tipo, lo que significa otro cambio histórico en la composición de las deportaciones, que causan regularmente protestas entre grupos de defensa de los inmigrantes, particularmente latinos. Los que carezcan de antecedentes no serán perseguidos, pero tampoco "van a recibir ningún estatuto migratorio temporal".

La nueva directriz del Departamento de Seguridad Interna (DHS) no afecta a la vasta mayoría de los cerca de 11 millones de indocumentados que se hallan en Estados Unidos, sino solamente a los que tienen casos pendientes ante los tribunales migratorios.

Desde junio del año pasado, el DHS ya dio instrucciones a su personal para que se concentren en la persecución de indocumentados con antecedentes, y en aquellos que son detenidos al cruzar la frontera. Ello provocó el cambio en la composición de deportaciones, pero ahora este nuevo impulso se centrará en las órdenes de expulsión pendientes.

El DHS también dará instrucciones detalladas para que su personal utilice "poderes discrecionales con pautas adicionales al personal sobre el terreno sobre cómo deben actuar cuando encuentran a alguien que está en el país ilegalmente, para que establezcan prioridades.

Pero pareciera que esta orden presidencial es un movimiento político para ganarse la simpatía latina ya que con seguridad los legisladores republicanos pondrán el grito en el cielo oponiéndose a la medida. No resuelve  la legalización de millones de indocumentados.

El presidente Obama, que busca asegurarse el voto latino para su reelección en 2012, anunció igualmente un plan para diversificar más el gobierno federal e incluir a más miembros de minorías.

 

Edición de esta semana
FESTIVAL LITERARIO DE ARKANSAS 2019 DESTACA A CUATRO AUTORES LATINOS
El 16º Festival Literario de Arkansas 2019 es un proyecto del Sistema de Bibliotecas de Arkansas Central y su misión es fomentar el desarrollo de una población más alfabetizada.   / ver más /
El miércoles 27, un juez federal anuló los requisitos de trabajo de Medicaid en Arkansas y Kentucky, y dijo que la administración del presidente Donald Trump, al aprobar esas exigencias, no había considerado el efecto que tendrían en el objetivo del programa Medicaid para brindar cobertura de salud a las personas necesitadas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Antes, muchos economistas pensaban en el mercado laboral era algo similar al resto de los mercados, donde los precios de las distintas clases de trabajo —es decir, las tasas salariales — estaban determinados por la oferta y la demanda. Así que, si los salarios de muchos trabajadores se han estancado o reducido, debe de ser porque la demanda de sus servicios se está reduciendo.   / ver más /