¡Libres trás 18 años!
6446A.jpg
Echols Damien Wayne, Misskelley Jessie Loyd Jr. , Baldwin Charles Jason

 Una corte de Jonesboro, Arkansas, liberó el viernes 19 a tres hombres que fueron condenados hace 18 años por el asesinato de tres niños en la ciudad de West Memphis, Arkansas.

La liberación de los llamados "Los tres de Memphis" ocurre luego de que pruebas de ADN, que ahora son parte de la técnica forense, demostraran que los condenados no participaron en los crímenes. La injusta sentencia dictada contra ellos se habia convertido en uno de los casos más polémicos para la opinión pública norteamericana. Demian Echols (19) fue condenado a muerte, Jason Baldwin (17) a cadena perpetua y Jessie Lloyd Misskelley(16) a pasar 40 años en prisión.

Los salvajes asesinatos de tres niños de apenas 8 años, conmocionaron a la opinión pública en 1993 por la brutalidad con la que fueron cometidos.

La mañana del 6 de mayo de 1993, el pequeño pueblo de West Memphis, en Arkansas, se tiñó de sangre e histeria colectiva. Detrás de unos árboles en la colina conocida como Robin Hood, la policía halló los cuerpos sin vida de Michael Moore, Steven Branch y Chirstopher Byers, tres niños de 9 años, cuyos restos demostraban haber sido brutalmente asesinados. Dos murieron ahogados. El tercero, Christopher Byers, se desangró luego de haber sido apuñalado sin cesar y finalmente castrado.

En menos de 12 horas, y sin que se realizaran las necropsias respectivas, la policía de West Memphis detuvo a Echols como presunto responsable del triple homicidio. Según determinaron las autoridades, el joven lideraba un grupo de "adoración a Satán". El crimen habría sido consumado tras la práctica de un extraño ritual. 

Junto a Echols fueron arrestados Baldwin y Misskelley, este último con un coeficiente intelectual bastante bajo que fue aprovechado por la policía para conseguir su autoinculpación.

Tres años más tarde, la Corte Suprema de Arkansas dictó su sentencia: Echols, sindicado por el jurado como el cabecilla del grupo satánico, fue condenado a la pena capital. Baldwin a cadena perpetua y Misskelley, interrogado antes que los otros dos, fue encontrado culpable en base a su confesión y condenado a no menos de 40 años de prisión. 

La policía basó su investigación en la confesión forzada de Misskelley, pero sobre todo en el hecho de que Echols se vestía de negro, era fanático del rock pesado (por entonces escuchaba Metallica y Megadeath) y de los libros de  Stephen King. "Son los únicos capaces de hacer una cosas así", expresó el jefe de la policía luego de arrestar a los tres jóvenes. 

Aunque no hubo evidencia alguna que relacionara a Echols con las víctimas y su terrible asesinato, los rumores, la ineficacia e irresponsabilidad de la policíade West Memphis y los medios sensacionalistas, crearon la atmósfera perfecta para culpar a los tres adolescentes, sindicados por los "testigos" como unos jóvenes de "extraño comportamiento". 

Nunca hubo evidencia incuestionable que los incriminara con el asesinato de los tres niños. Ni siquiera se pudo probar que los conocían. Lo único que hubo fue la suspicacia de los habitantes de West Memphis, en la frontera con Tennesse, alimentada por los medios locales cuyos titulares mencionaban las palabras "Satán" y "culto". 

Hollywood no habría podido escribir una historia mejor. Aunque esta vez no se trata de la ficción, sino de la torcida realidad. 

Después de meses de investigación periodística, en 1996 la cadena de televisión HBO presentó un especial llamado "Paraíso perdido: los crímenes de las Colinas de Robin Hood" que le valió a HBO un Emmy, elaborada por el cineasta Adam Pashley, el guionista Burk Sauls y la fotógrafa Kathy Bakken, que emprendieron una cruzada a la que bautizaron como "Libertad para los Tres

de Memphis". 

Ese mismo año (1996) visitaron a los jóvenes en prisión, y atendieron sus súplicas e investigaron sobre nuevas evidencias publicándolas en un sitio en Internet que ha sido visitado por un promedio de 8 mil personas al día (wm3.org).

En junio del 2000, los creadores de la controvertida serie animada South Park, Trey Parker y Matt Stone clamaron durante la entrega de premios del MTV “Music a World” por la libertad de los Tres de Memphis. Un mes antes, la cruzada se había extendido hasta Seattle, Nueva York, Portland, Oregon y San Francisco. En octubre del 2000 salió a la venta el disco compacto "Free West Memphis 3", tras su presentación en un concierto multitudinario. En él participaron músicos de la talla de Eddie Vedder, el ex The Clash Joe Strummer, Tom Waites, L7, Nashville, entre otros. 

Los tres hombres Damien Echols ahora 36, Jason Baldwin ahora 34, y Jessie Misskelley ahora 36, aprovecharon una maniobra legal aprobada por el juez los fiscales y los abogados defensores, donde declarándose culpables de un crimen menor para obtener una sentencia reducida, afirmaron al mismo tiempo su inocencia, y fueron dejados en libertad probatoria de inmediato.

¡Trás 18 años se hizo justicia!

Pero los verdaderos culpables todavía siguen sueltos.

noticias
8590722.jpg
MÉXICO
Cancillería destaca intensa actividad política externa de México en 2014
arkansas ›
méxico ›
política ›
economía ›
policiales ›
Salud ›