Nieto de Emiliano Zapata es un indocumentado en Dallas
6511A.jpg
Diego Alejandro Zapata

 El general Emiliano Zapata fue el apóstol de la revolución mexicana, el idealista que la dignificó con la pureza de sus principios que defendían la ''tierra y libertad'' para los campesinos desposeídos. Su lucha fue la de millones de mexicanos empobrecidos que persiguieron su sueño hasta que fue asesinado en 1919. Fue entonces cuando comenzó la leyenda.

Y en Dallas, como todos los días de miércoles a sábado, Diego Alejandro Zapata, nieto del legendario general, limpia mesas y sirve platillos como mozo de servicio –busboy- en un restaurante de lujo en esta ciudad, donde reside indocumentado desde hace 10 años. 

Para sobrevivir económicamente en Estados Unidos, el descendiente directo del Caudillo del Sur también realiza trabajos independientes durante la mañana, ya sea reparando aparatos, tareas de remodelación, de construcción y ha realizado labores como carpintero, electricista y prácticamente de ''multiusos''.

Su estadía en Estados Unidos ha sido una odisea. Cansado de su situación como indocumentado porque le impide ir a su país, tener una licencia de conducir y trabajar legalmente, señaló que ''espero una amnistía porque en México no tengo nada. Mi padre ni mi abuelo no nos dejaron nada. Tampoco tierras''. Y aquí sigue esperando un futuro para él, su esposa y su hija.

Diego revela que su madre vivió con la primera esposa de Emiliano Zapata, Inés Alfaro Aguilar, quien en sus últimos días de vida la ayudó y protegió tras la separación de su padre antes de 1979. ''Era una mujer de carácter que trató de manejar los temperamentos de su esposo y de su hijo Nicolás que fue problemático'', señaló.

Y el tema de las mujeres en la vida del Caudillo es inevitable. Oficialmente se le reconocen 9 parejas y 15 hijos a Emiliano Zapata, aunque hay versiones de que pudieran ser muchos más. ''En mi familia se cuenta que mi abuelo vivía en campamentos militares, donde también había mujeres solas o viudas, ya sea porque sus compañeros habían muerto o emigrado fuera de México, así que en un conflicto armado no era extraño que sucedieran los amoríos. Él las traía consigo'', narró.

''Mi padre Diego Zapata Piñeiro nació en uno de esos campamentos militares, el de Paso Colorado en Tlaltizapán en 1916 y después de su nacimiento, su madre María Jorge Piñeiro se enfermó ahí y Emiliano tuvo que llevarla a un hospital a la Ciudad de México. Nunca se supo más qué fue de ella, así que mi papá quedó prácticamente huérfano y lo tomó bajo su cuidado Inés Alfaro'', dijo.

A su padre, hijo del líder revolucionario, lo vio poco durante su niñez, ya que él participaba activamente en organizaciones campesinas. ''Recuerdo el día que nos llevó a registrar a mí y a mis tres hermanos a insistencia de una tía, ya que por falta de acta de nacimiento sólo nos aceptaban en la escuela en calidad de oyentes'', comentó Diego Alejandro, quien hoy cumple 46 años de edad.

Todos sus hermanos y su madre viven en Estados Unidos. Dos de ellos también indocumentados, Jorge Gabriel que reside en Carolina del Norte, donde arregla yardas y es jardinero y Diego Emiliano que cocina sándwiches en un Deli en Nueva York.

Su hermano Eufemio Alex es ciudadano estadounidense, es chef en un restaurante francés en Brooklyn y fue el único que pudo viajar al funeral de su padre en México en el 2008. A través de él, su madre Gloria Cordero adquirió la residencia permanente y es empleada en una empacadora de pollo en Carolina del Norte.

Como su abuelo Emiliano Zapata, él nació en Anenecuilco, Morelos, donde vivió hasta los 13 años cuando sus padres se separaron. Ahí estudió la secundaria, se fue a vivir con su abuela Lupina Torres a La Sabana, en el estado de Puebla. ''Ahí trabajé con ella en el campo, le ayudé a pizcar, a usar el arado para sembrar maíz, cebolla, cacahuate, sandías y gladiolas. Sentí el amor a la tierra, a sus frutos'', expresó.

Después de esa época comenzaron sus incursiones rumbo a Estados Unidos. Lo hizo varias veces y cruzó siempre sin papeles. 

Y aquí en Dallas, en su trabajo, el jefe anglosajón del nieto, en el restaurante, no tenía idea quién era el busboy al que mandaba diariamente, hasta que se le informa que es heredero del comandante del Ejército Libertador del Sur, General Emiliano Zapata, aquel revolucionario que anheló ''Tierra y libertad'' para los campesinos mexicanos. Aquél que dijo que ''era mejor morir de pie que vivir toda una vida arrodillado''.

Es que el sueño de Emiliano no llegó a los suyos. ''Algún día me gustaría regresar a México, claro, pero sin oportunidades no puedo'', dijo. 

 

Edición de esta semana
GRAN ÉXITO DEL POPULAR “TIANGUIS” 2018 ORGANIZADO POR “EL ZÓCALO” 
El pasado sábado 12 de mayo, El Zócalo Centro de Recursos para Inmigrantes, organizó su segundo Tianguis festivo y entretenido para recaudar fondos para la institución. El evento con nutrida concurrencia, se realizó al aire libre en el Jardín Bernice (#1401 Main St., Little Rock), de 6 a 9 PM, con la venta de platillos típicos como tacos, tamales, elotes y quesadillas, además de artesanías y bordados.   / ver más /
La Organización de Mujeres Hispanas de Arkansas (HWOA), anunció que 26 estudiantes latinos recibirán sus becas este año. La meta de HWOA es aumentar el número de estudiantes latinos que se inscriben y gradúan de instituciones de educación superior o escuelas técnicas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Hay una mancha sobre las enfermedades mentales que está causando mucho más daño que la propia enfermedad. De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), una de cada dos personas en EE.UU. sufrirá de depresión, trastornos de ansiedad u otra enfermedad mental grave en algún momento de su vida.   / ver más /