Más matrimonios y más divorcios en el Suroeste de los Estados Unidos
6538A.jpg

Con matrimonios en el número más bajo de todos los tiempos en el país, en las regiones Sur y Oeste se observa la tasa más alta de matrimonios, pero igualmente muchos de estos Estados también tienen las tasas más altas de divorcios.

El primer análisis de su tipo publicado por la Oficina del Censo, halló que las personas esperan más tiempo antes de casarse por primera vez. En particular, el porcentaje de mujeres que se casaron cuando eran adolescentes ha disminuido drásticamente desde 1970, mientras que muchos hombres están posponiendo el matrimonio más allá de sus años universitarios.

En total, fueron 19.1 matrimonios celebrados por cada 1,000 hombres y 17.6 por cada 1,000 mujeres en los Estados Unidos en 2009, mientras que los divorcios fueron 9.2 por cada 1,000 hombres y 9.7 por cada 1,000 mujeres.

Por regiones, el Sur y el Oeste tienen la mayoría de matrimonios, con tasas de alrededor de 19 por 1,000. Pero también tienen  más divorcios, cada uno en torno de 10 por 1,000.

Arkansas tiene una de las más altas tasas de matrimonio. En 2009, hubo 26.4 matrimonios por cada 1,000 hombres y 23 matrimonios por cada 1,000 mujeres en Arkansas, colocándose dentro de las seis primeros tasas de todo los Estados.

Arkansas también tuvo una alta tasa de divorcios superada por sólo cuatro estados. En 2009, hubo 13.5 divorcios por cada 1,000 hombres y 12.8 por cada 1,000 mujeres en el estado.

La Oficina del Censo informó que, sorprendentemente, las regiones Sur y el Oeste que son consideradas como más socialmente conservadores, tienen mayores tasas de divorcio que el supuestamente liberal Este. La razón es que los adultos jóvenes en el Sur y el Oeste tienden a tener menos educación y se casan antes, lo cual conduce a un mayor riesgo de divorcios.

El Sur y el Oeste también tienen muchos inmigrantes que han dejado sus redes de apoyo social detrás y cuando tienen problemas de pareja, tienen menos gente a quien pedir ayuda y se divorcian.

En cuanto a la edad del primer matrimonio, la Oficina del Censo encontró que los hombres y las mujeres se están casando más tarde y a mayor edad.

Por ejemplo, en 1970, más de la mitad de los hombres, el 57 %, estaba entre las edades de 20 y 24 años cuando se casó por primera vez. Para 2009, la participación por edad fue mucho más amplia: un 24 % se casó con edades comprendidas entre los 20 y 24 años, el 34 % se casó con edades comprendidas entre los 25 y 29 años, el  20 % se casó con edades comprendidas entre los 30 y 34 años, y el 9 % se casó con edades entre 35 y 39 años.

Del mismo modo para las mujeres, en 1970, un 42 % de las mujeres eran adolescentes cuando se casaron, y a la edad de 24 años el 88 % de las mujeres ya se había casado por primera vez.  Para 2009, los porcentajes se habían reducido a 7 % y 38 % respectivamente.

En conjunto, desde 1970, la edad media del primer matrimonio aumentó de 22.5 a 28.4 años  para los hombres y de 20.6 a 26.5 años para las mujeres. El aumento de la edad media del primer matrimonio es un reflejo, en parte, del incremento de nuevos tipos de familia, incluyendo a las parejas que deciden vivir juntos o tener hijos sin casarse.

En total, los matrimonios se encuentran ahora en un mínimo histórico, con sólo el 52 % de los adultos asegurando que están casados, en comparación con el 57 % en el año 2000.

Los matrimonios han disminuido por años debido a divorcios, parejas no casadas que viven juntas y el aumento de mejores perspectivas de empleo para las mujeres. Pero los analistas dicen que los jóvenes ahora también están cada vez más retrasando el matrimonio por su dificultad en encontrar trabajo y se resisten a tomar compromisos a largo plazo por la recesión económica.

Entre otras conclusiones,  la Oficina de Censo dice que las mujeres recién divorciadas y sus hijos, que solían vivir con ellas, tenían más limitaciones financieras en comparación con los demás, con mayores índices de pobreza, menores ingresos y un mayor uso de la beneficencia pública a pesar de una mayor participación en la fuerza laboral.

Además, aproximadamente 1.1 millones de niños, o un 1.5 % de todos los niños, vivían en 2009 en la casa de los padres que se divorciaron en el año anterior.

El análisis del Censo se basa en datos recogidos entre 3 millones de hogares en 2009. Es el primero en describir detalladamente los matrimonios y los divorcios, desde de que el Centro Nacional para Estadísticas de Salud dejó de recoger estos datos en 1996.

 

Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /