Ex-canciller Jorge Castañeda afirma que el PRI podría volver al poder
6546A.jpg
Jorge Castañeda

 El PRI, derrotado en 2000 después de mantener por 71 años  el poder absoluto en México, se perfila para ganar las elecciones presidenciales del próximo año, pero esta vez gobernar no le será fácil, aseguró el excanciller mexicano Jorge Castañeda.

"Todo se perfila a que gane el PRI, no es imposible pero aún así no va a poder gobernar como antes porque el país ha cambiado debido a los compromisos internacionales adquiridos y porque es un país determinado por una inclusión de economía global", precisó Castañeda.

Al Partido Revolucionario Institucional (PRI) lo expulsó del poder el conservador Partido Acción Nacional (PAN) en los comicios de 2000, al ganar Vicente Fox. El PAN repitió en 2006, con el triunfo de Felipe Calderón.

Hasta ahora varias encuestas señalan al PRI como amplio favorito para ganar las elecciones, aunque falta un año para el llamado a las urnas.

Para el también analista político, que fue canciller de diciembre de 2000 a enero de 2003, durante el Gobierno de Fox, otro problema que enfrentará quien llegue al Gobierno en diciembre de 2012 será el de las consecuencias negativas que dejará la guerra contra el narcotráfico, emprendida hace casi 5 años y que a la fecha ha dejado un saldo de más de 40.000 muertos.

Castañeda, quien recientemente lanzó su libro "Mañana o pasado. El misterio de los mexicanos", critica que el Gobierno mexicano mantenga desplegados en el país a unos 40.000 soldados en operaciones contra el narcotráfico y el crimen organizado.

"Es una guerra perdida de antemano. Yo no sé que tanta conciencia tienen el propio presidente -Felipe Calderón- y el Ejército de la magnitud del problema, pero lo que sí sé es que le tocará al próximo Gobierno aclarar la muerte de las más 40.000 víctimas y tendrá que cumplir las demandas de la gente que exige justicia", consideró.

También señaló que la sociedad mexicana es más participativa y exige sus derechos ciudadanos, entre ellos contar con actores y partidos políticos experimentados y con deseos "de llevar a México a la nación que deseamos".

"El perfil es que México sea un país más democrático, más equitativo, de clase media y más respetuoso de los derechos humanos", indicó.

Al referirse a su libro "Mañana o pasado. El Misterio de los mexicanos", el exministro explicó que en la obra analiza el por qué las clases políticas y sociales aún no han resuelto la situación del país si conocen cuáles son sus problemas y sus posibles soluciones.

Castañeda considera que los mexicanos construyeron una nación que les quedó grande, pues a pesar de lograr instituciones democráticas y de vanguardia no las utilizan, derivado de su "carácter apático para participar" y de su "tremenda forma de ser individualistas, en lugar de conformar un equipo que genere capital social, como en otros países".

"El individualismo mexicano ha llevado a la sociedad a perder el sentido del éxito grupal", lo que, según Castañeda, se ve en los fracasos de movilizaciones sociales, incluso "en deportes de conjunto, como el fútbol".

Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /