Obama flexibiliza ley educativa “Ningún niño queda atrás”
6559A.jpg

El presidente Barack Obama anunció el paquete de reformas que darán a los estados “flexibilidad” para obtener alivio a las estrictas estipulaciones de la ley de educación “Ningún niño queda atrás” para elevar la calidad de la enseñanza. El anuncio podría cambiar la enseñanza que reciben decenas de millones de niños.

“Si el Congreso no puede actuar yo lo hago; desde hoy le daremos a los estados más flexibilidad para cumplir los altos parámetros de educación”, dijo Obama en la Casa Blanca el viernes 23. Agregó que la concesión exigiría a cambio esfuerzos estatales “en serio” que den a los niños las habilidades para competir por los trabajos en el futuro.

Recordó que había pedido al Congreso “desde hace tiempo” una iniciativa bipartidista para reformar la ley educativa “Ningún niño seá queda atrás” (NCLB), firmada por el presidente George W. Bush en 2002, “pero el Congreso no está dispuesto a actuar”.

La NCLB da autoridad al Secretario de Educación para otorgar dispensas respecto a “cualquier estatuto o requerimiento regulatorio” de la ley, aunque no menciona autoridad para imponer condiciones para tales excepciones.

La dispensa permitirá a los estados que voluntariamente adopten el nuevo paquete de reformas, no cumplir con sus puntos más controversiales, como la exigencia de que las escuelas aseguren que el total de sus estudiantes sean competentes en matemáticas y lectura para 2014 o enfrentar fuertes sanciones.

Asimismo la NCLB requería que las autoridades estatales impusieran metas de rendimiento académico, medida que alentó a los estados a reducir las normas y limitar el plan de estudios para llegar a ellas violando las normas,  según denunciaron las actuales autoridades educativas.

La NCLB impuso un enfoque en las puntuaciones obtenidas en exámenes  absolutos, en lugar de “promover el avance de los estudiantes” apuntó la Casa Blanca. Fue aprobada con enorme respaldo bipartidista hace casi 10 años. Empero, su popularidad entre los docentes disminuyó con el transcurso del tiempo.

“A los 50 estados, a los gobernadores y directores de distrito les dijimos que nos mostraran los planes más innovadores para mejorar la calidad de los maestros y el rendimiento de los estudiantes, y nosotros los premiaríamos con dinero”, señaló Obama al declarar que su gobierno no financiará un sistema que no funciona. Señaló que los parámetros educativos no fueron desarrollados en Washington, sino por los gobernadores republicanos y demócratas.

El Secretario de Educación, Arne Duncan, por su parte señaló que las reformas pretenden dar a los estados y distritos educativos flexibilidad para encontrar soluciones a nivel local a sus retos educacionales, proteger a los niños y responsabilizar a las escuelas de preparar mejor a los jóvenes para llegar a la universidad.

Conforme al plan los estados pueden solicitar al Departamento de Educación quedar exentos de algunos de los requisitos de la ley si cumplen ciertas condiciones, como la adopción de normas a fin de preparar a los alumnos para los estudios universitarios y establecer normas de evaluación para maestros y directores de escuela.


Edición de esta semana
¡LA COMUNIDAD LATINA TAMBIÉN CRECE EN NORTH LITTLE ROCK!  
Por Michel Leidermann
Cuando se piensa en la comunidad latina en el área metropolitana de Little Rock, mucha gente cree que principalmente está en las áreas del Southwest de la capital, circundada por las calles 65, Geyer Springs y Baseline. Pero la realidad es que la creciente comunidad latina se vive a ambos lados, norte y sur, del río Arkansas.   / ver más /
El objetivo de este evento deportivo es mejorar la colaboración y la confianza entre los pobladores latinos y los oficiales de policía, mucho de los cuales son de origen latino, afín de ayudar a que los policías puedan realizar aun una mejor función de proteger y servir a la población. El juego será el sábado 27 de julio a las 6:00 p.m. en el Otter Creek Park (#11500 Stagecoach Road, Little Rock).   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Con Donald Trump, Estados Unidos ha recuperado una prosperidad propia de los felices años 60.   / ver más /