El peso de las promesas incumplidas acecha a Obama
6608A.jpg
El presidente de los EE.UU., Barack Obama, responde a una pregunta durante la rueda de prensa que ha tenido lugar en la Casa Blanca, en Washington D.C., EE.UU., el día 6 de octubre de 2011

El presidente Barack Obama, ha vuelto en estos días a recorrer las calles y tocar a las puertas de su diversa clientela electoral, con la esperanza de recobrar el capital político que le permita permanecer cuatro años más en la Casa Blanca.

Sin embargo, a diferencia de hace cuatro años —cuando se convirtió en la fuerza detrás del movimiento del cambio y la esperanza—, la decepción y la frustración por las promesas incumplidas han hecho de su trayecto un sendero sembrado de reclamos, protestas y exigencias para poner en entredicho sus posibilidades a la reelección.

De hecho, el mandatario, en entrevistas televisivas, reconoció que la economía no está mejor que hace cuatro años, al tiempo que se considera el candidato “más débil” con miras a los comicios de 2012.

“El récord de promesas incumplidas del presidente Obama es desalentador. Ahora que busca la reelección no puede rehuir de su deber de buscar un mayor equilibrio y justicia, mientras nuestra nación sigue dividida por la cuestión migratoria”, considera la Coalición por los Derechos Humanos de Los Ángeles (CHIRLA), al recriminar al presidente por la deportación de más de un millón de personas durante su administración y por su falta de voluntad para tomar “medidas reales y significativas” que alivien la situación de quienes hoy siguen viviendo en el terror y la zozobra.

Las promesas incumplidas de Obama ante la comunidad latina, que le apoyó con casi 70% de su voto en noviembre del 2008, vaticinan un desplome de más de 10 puntos porcentuales, según las proyecciones de distintas organizaciones.

Tres años después de haber juramentado como el 44 presidente constitucional de Estados Unidos, la imagen de Obama como agente del cambio, se ha convertido en su peor enemigo. Su récord en los distintos ámbitos de su agenda deja hoy mucho que desear entre quienes hace cuatro años se sumaron al movimiento que prometía una nueva era en inmigración, los derechos humanos, la solución de conflictos y el medio ambiente.

 


Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /