General retirado Pérez Molina es el nuevo presidente de Guatemala
6703A.jpg
» Pérez Molina es el nuevo presidente de Guatemala

  El conservador Otto Pérez Molina, de 61 años de edad, ganó el domingo 6 las elecciones presidenciales de Guatemala para el período 2012-2016 y coronó una fulgurante carrera política de menos de una década.

El general retirado y dirigente máximo del Partido Patriota (PP) triunfó con 54% de los votos en la segunda ronda de elecciones presidenciales diputada al también derechista Manuel Baldizón, ex diputado y acaudalado empresario, quien obtuvo 46%.

El Partido Patriota se impuso en el séptimo proceso electoral consecutivo desde 1986 cuando se inauguró el actual período democrático en Guatemala, tras un período largo de dictaduras y gobiernos autoritarios. 

El ahora presidente número 48 en la historia de Guatemala llegó al poder en la segunda oportunidad que presentó su candidatura presidencial por el Partido Patriota que fundó hace 10 años.

El militar, quien fue amplio favorito en las encuestas, culminó con su llegada a la presidencia una fulgurante carrera política que se remonta a poco antes de 2003 cuando en las elecciones de ese año ganó un escaño en el Congreso Nacional.

Incursionó en política luego de retirarse en 2000 del Ejército, donde hizo carrera por más de 34 años pero sin alcanzar el grado de general de división o el nombramiento de ministro de la Defensa, las máximas aspiraciones en la institución.

Tras un breve paso por el Congreso Nacional, fue postulado por el Partido Patriota en las elecciones de 2007 a la presidencia de la República pero sucumbió en la segunda vuelta electoral ante el actual presidente, el socialdemócrata Álvaro Colom, quien le entregará el poder el próximo 14 de enero.

El “general de la paz”, como le llaman sus cercanos colaboradores por firmar con la guerrilla el 29 de diciembre de 1996 el acuerdo de paz que puso fin al conflicto armado interno, ofreció durante su campaña un gobierno de “mano dura”.

Pérez Molina, como representante de las Fuerzas Armadas, suscribió los acuerdos de paz “firme y duradera”, avalados por las Naciones Unidas, que pusieron punto final a una guerra fratricida que en 36 años causó 200,000 muertos y desaparecidos.

La “mano dura”, asociada al símbolo de la mano empuñada que identifica al PP, representa la firmeza con que se atacará la pobreza y la violencia que afectan a la mayoría de la población (14 millones de habitantes). 

En la época más cruenta de la guerra civil, Pérez Molina se desempeñó como oficial de inteligencia militar y estuvo destacado en el área Ixil, una de las zonas donde el conflicto armado era más intenso y cuyas principales víctimas fueron los indígenas.

 

Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /