Andrés Manuel López Obrador será nuevamente el candidato presidencial de la izquierda
6716A.jpg

Los partidos de izquierda de México han optado por postular de nuevo al ex alcalde Andrés Manuel López Obrador (AMLO), como su candidato en las elecciones presidenciales de 2012, uno de los personajes más controvertidos en la actual vida política del país.

En 2006 López Obrador no aceptó el resultado de los comicios donde Felipe Calderón fue elegido presidente por un estrecho margen: el 0,56% de los votos.

La impugnación del resultado, además de acciones como un prolongado campamento de protesta en una de las avenidas centrales de la capital mexicana, perjudicó la imagen electoral de la izquierda, que pasó de gobernar en 6 estados a sólo 3.

Según algunos encuestas, AMLO es uno de los políticos con más nivel de rechazo entre los electores, pero al mismo tiempo, entre sus seguidores cuenta con un respaldo casi total.

En términos reales, el ex alcalde nunca dejó de ser candidato. En los últimos 5 años ha recorrido los 2.440 municipios del país, y creó la asociación civil Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).

Desde el movimiento se organizaron protestas contra el intento del gobierno de permitir la participación de capital privado en Petróleos Mexicanos (Pemex).

También concentró las movilizaciones para impedir la reforma a las leyes laborales, y en los últimos años promovió críticas a la estrategia oficial contra la delincuencia organizada.

La mayoría de las encuestas le ubican en el tercer lugar de las preferencias y a diferencia de hace cinco años, López Obrador no es el candidato favorito, mantiene la opinión negativa más alta en los electores y se enfrenta a un adversario más poderoso, el PRI, que gobierna en 20 de los 32 estados de México.

Para definir la candidatura, el PRD, el Partido del Trabajo y el Movimiento Ciudadano –las principales fuerzas políticas de la izquierda mexicana- realizaron una encuesta que midió las preferencias electorales de los dos personajes más visibles de la izquierda, López Obrador y el alcalde de Ciudad de México, Marcelo Ebrard.

A principios de noviembre, López Obrador, apodado “el Peje” por el pejelagarto, un pez típico de su natal estado de Tabasco, explicó en conferencia de prensa sus principales promesas en materia económica:. 

1.- Generación de  1.2 millones de trabajos que, se necesitan anualmente. Tiene la meta de conseguir un crecimiento económico del país de un 6% al año.

 2.- Plan de austeridad para reducir el gasto del Gobierno. Al reducir los “onerosos sueldos de la alta burocracia”, dice, “se van a liberar como 300,000 millones al año con este plan”. 

3.- Reforma fiscal progresiva. “Que paguen impuestos los que actualmente no pagan, que son los de arriba”. 

4.- No aumentar impuestos ni crear nuevos. Apuesta a generar más recursos logrando que los que más dinero tienen, paguen más gravámenes. “Terminar con los privilegios fiscales”. 

5.- Competencia. Que no se permitan los monopolios. Que cualquier ciudadano que quiera tener un canal de televisión o participar en el mercado de la telefonía, etc., pueda hacerlo. 

6. Cambio de sistema. Con un cambio en la política económica sencillamente porque no ha funcionado.

Por otro lado, uno de sus primeros desafíos como candidato será unir a la izquierda, que viene lastimada por años de divisiones internas y conflictos sobre todo en los momentos de elegir a sus autoridades. 

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /