Caravana de madres centroamericanas busca a hijos desaparecidos en México
6724A.jpg

La caravana de 33 madres hondureñas y nicaragüenses que recorrieron México buscando a sus hijos, no han encontrado a ninguno de ellos tras visitar albergues, morgues y hasta un rancho en San Fernando, un cruce de caminos a 160 Km. de la frontera con Estados Unidos, donde en agosto de 2010 Los Zetas mataron a 72 migrantes de El Salvador, Guatemala, Honduras, Ecuador y Brasil. Se han entrevistado con cientos de vecinos de los lugares más transitados en la peligrosa ruta que siguen unos 140.000 migrantes, en su mayoría centroamericanos, que cada año se internan en forma clandestina a México para llegar a Estados Unidos, pero  no pierden la esperanza.

La caravana llegó el martes 8 de noviembre a la capital mexicana tras pernoctar en un albergue para migrantes en Lechería, un poblado vecino, y que por su cercanía a las líneas férreas es uno de los más concurridos.

La “Bestia”, como llaman coloquialmente a los trenes de carga en los que viajan como polizontes, es una de las formas más usadas por los migrantes para llegar hasta el norte del país, en un recorrido donde pueden ser blancos de grupos como el cártel de Los Zetas, que han convertido el secuestro en un lucrativo negocio.

Esta caravana no sólo busca a los hijos de las 33 madres que la conforman: consigo traen fotos, documentos y nombres de cerca de otros 300 migrantes desaparecidos que les han entregado en sus países sus familiares que no pudieron acompañarlas.

Las caravanas se iniciaron en 2006 y esta es la tercera realizada en 2011, señala Marta Sánchez, del Movimiento de Migrantes Mesoamericanos, responsable de la logística, en una conferencia de prensa.

“En estos cinco años las caravanas han adquirido un papel preponderante, pues aunque no siempre se consigue reencontrar a alguien, nos han permitido poner en dimensión la magnitud de este drama”, añade.

Cada año, según un estimativo de la estatal Comisión Nacional de Derechos Humanos, unos 20.000 migrantes son secuestrados por grupos criminales para cobrar rescate o forzarlos a trabajar para ellos.

 

Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /