Caravana de madres centroamericanas busca a hijos desaparecidos en México
6724A.jpg

La caravana de 33 madres hondureñas y nicaragüenses que recorrieron México buscando a sus hijos, no han encontrado a ninguno de ellos tras visitar albergues, morgues y hasta un rancho en San Fernando, un cruce de caminos a 160 Km. de la frontera con Estados Unidos, donde en agosto de 2010 Los Zetas mataron a 72 migrantes de El Salvador, Guatemala, Honduras, Ecuador y Brasil. Se han entrevistado con cientos de vecinos de los lugares más transitados en la peligrosa ruta que siguen unos 140.000 migrantes, en su mayoría centroamericanos, que cada año se internan en forma clandestina a México para llegar a Estados Unidos, pero  no pierden la esperanza.

La caravana llegó el martes 8 de noviembre a la capital mexicana tras pernoctar en un albergue para migrantes en Lechería, un poblado vecino, y que por su cercanía a las líneas férreas es uno de los más concurridos.

La “Bestia”, como llaman coloquialmente a los trenes de carga en los que viajan como polizontes, es una de las formas más usadas por los migrantes para llegar hasta el norte del país, en un recorrido donde pueden ser blancos de grupos como el cártel de Los Zetas, que han convertido el secuestro en un lucrativo negocio.

Esta caravana no sólo busca a los hijos de las 33 madres que la conforman: consigo traen fotos, documentos y nombres de cerca de otros 300 migrantes desaparecidos que les han entregado en sus países sus familiares que no pudieron acompañarlas.

Las caravanas se iniciaron en 2006 y esta es la tercera realizada en 2011, señala Marta Sánchez, del Movimiento de Migrantes Mesoamericanos, responsable de la logística, en una conferencia de prensa.

“En estos cinco años las caravanas han adquirido un papel preponderante, pues aunque no siempre se consigue reencontrar a alguien, nos han permitido poner en dimensión la magnitud de este drama”, añade.

Cada año, según un estimativo de la estatal Comisión Nacional de Derechos Humanos, unos 20.000 migrantes son secuestrados por grupos criminales para cobrar rescate o forzarlos a trabajar para ellos.

 

Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /