Al casarse con su violador pudo salir de la cárcel
6767A.jpg
» Según Naciones Unidas, en Afganistán ocho de cada diez mujeres sufren violencia y un 60% es obligada a casarse antes de cumplir 18 años

La ley afgana considera la violación como un adulterio si el hombre que la comete está casado.

El caso de Gulnaz ha devuelto la atención internacional a la situación de las mujeres en Afganistán, diez años después de la caída de los talibanes.

Gulnaz fue violada a los 17 años por el esposo de su prima. Luego fue encarcelada por adulterio -porque el violador era un hombre casado-, parió en la cárcel y finalmente quedó en libertad después de aceptar casarse con su violador, cuatro años más tarde, con la hija de dos años que tuvo como consecuencia de la violación. Su condena inicial era de dos años pero cuando apeló se aumentó a doce.

El agresor está todavía casado con la prima de la agredida y, según las leyes de su país, puede tener una segunda esposa. El agresor, que actualmente también cumple condena por adulterio, niega los hechos.

La noticia de un indulto presidencial fue recibida en un principio con beneplácito por organizaciones que denuncian los maltratos que sufren las mujeres afganas hasta que se conocieron cuáles eran las condiciones de su libertad.

A pesar de que ha transcurrido una década del derrocamiento del régimen Talibán, el estigma que sufren las mujeres violadas sigue siendo un muro inexpugnable.

Según Naciones Unidas, en Afganistán ocho de cada diez mujeres sufren violencia y un 60% es obligada a casarse antes de cumplir 18 años. El sufrimiento no termina con la agresión, las que no pasan por los cauces de la legislación afgana a menudo son lapidadas hasta la muerte por la vergüenza que producen las violaciones.

Su historia salió a luz por un documental patrocinado por la Unión Europea sobre las mujeres afganas encarceladas por los llamados delitos contra la moral. El documental, que reunía varios testimonios, fue retirado de circulación argumentando “una preocupación real por la seguridad de las mujeres entrevistadas”.

Su caso provocó un movimiento de apoyo para su liberación que reunió más de 6.000 firmas y que llevó al presidente afgano a enviar a su ministro de Justicia a la cárcel para hablar con Gulnaz.

Después de esa conversación, el gobierno afgano anunció el indulto de la encarcelada quien aceptaba casarse con su agresor para obtener la libertad porque, de acuerdo con la versión del gobierno, “es la mejor manera de garantizar su seguridad por el estigma que sufren las mujeres violadas en el país”.

Esta práctica, conocida como baad, es una forma tribal de solucionar conflictos.

 

Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /