CONTRAPUNTOS
Por Michel Leidermann

Reglas internas son un problema

El reciente caso de las universidades Penn State y  Syracuse State por escándalos de abuso sexual a menores, se ha convertido en un “él dijo, ella dijo”  acusándose los antagonistas mutuamente pero sin que se hayan visto pruebas puntuales, algo que también vemos a diario en la política.

   El problema es que a muchos les gusta instituir reglas internas para sus propios imperios. Es común en una institución educativa tener sus propias políticas internas que rigen lo que sus profesores, personal y estudiantes deben hacer en determinadas situaciones. A menudo, sin embargo, estas políticas se centran principalmente en el deseo de mantener las cosas calladas: “lo que sucede aquí, se queda aquí”.

   Pero si esas políticas están en conflicto con, o anulan las leyes que se aplican a la comunidad en general, hay gran probabilidad de que esas políticas internas crearán problemas y no deben detener las denuncias de delitos y/o sospechas a la policía, a pesar de las políticas internas.

 

Todo es cuestión de saber

Suprimamos la idea de que el Partido Demócrata representa a la gente pobre, mientras que el Partido Republicano representa a los ricos. 

Los apellidos Kennedy, Kerry y Rockefeller pertenecen a familias con mucho dinero a pesar de ser de la línea dura demócrata. Por no hablar de Warren Buffett y Bill Gates, dos de las personas más ricas del mundo, también demócratas. Y hay muchos muy bien pagados ejecutivos en los principales bancos y empresas del país, junto con un sinnúmero de magnates en Wall Street y Hollywood, que alimentan con sus dólares las arcas demócratas. Mientras tanto en el Congreso, encontramos un buen número de legisladores, tanto demócratas como republicanos, que son millonarios. 

De modo que no se debe creer toda la retórica de los populistas que quieren clasificar a los políticos por el dinero que tienen, y no por  sus acciones.

 

Regalos Made in USA

Deberíamos comenzar una nueva tradición en estas Navidades, regalando productos y servicios Made in USA.

Es difícil encontrar regalos fabricados en los EE.UU. pero sí usamos un poco de creatividad, entonces podemos apoyar a nuestra comunidad y a las pequeñas empresas. ¿Qué tal regalar una membresía a un gimnasio o una tarjeta de compra para un mercado de alimentos? Todos necesitamos cortes de pelo, así que ¿qué tal un certificado para una peluquería? ¡Qué bueno recibir un certificado para un lavado de coches! Masajes o una suscripción anual a un periódico o revista, son también excelentes obsequios.

¿Alguien está cansado de cocinar? Regale certificados para restaurantes o clases de cocina, o para tomar café. Las computadoras y los automóviles necesitan optimizaciones, de modo que un técnico o un mecánico para hacerlo es bienvenido. ¿Qué tal pagar por el podado del césped o la limpieza semanal de la casa durante un año?

Para otras opciones de apoyo a trabajadores estadounidenses, compre un regalo en una feria local de artesanía y arte. Muchos de estos artesanos también ofrecen clases que usted puede regalar. O bien apoye las artes con entradas para espectáculos musicales y teatro. 

Así podemos dar trabajo a nuestra comunidad con productos y servicios MADE IN USA

 

Deuda nacional y déficit

Hay que distinguir entre el déficit y la deuda nacional. 

• El déficit es la cantidad anual de los gastos que son superiores a los ingresos (impuestos).

• La deuda nacional es el total acumulado de todos los déficits.

Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /