Tráfico ilegal de armas transformó a América Latina en un campo de batalla
6871A.jpg
» Oscar Arias

El tráfico ilegal de armas transformó a América Latina en un campo de batalla donde ocurren cuatro de cada 10 asesinatos en el mundo.

“El 42% de los homicidios con arma de fuego que cada año ocurren en el mundo tiene lugar en América Latina, donde vive menos del 10% de la población” del planeta, dijo el Nobel de la Paz y ex presidente costarricense Oscar Arias, citando cifras regionales de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU.

Revólveres, pistolas y rifles son, en su mayoría, producidos y vendidos legalmente, pero suelen terminar en manos del crimen organizado, grupos terroristas, pandillas, o simplemente personas inexpertas.

Meses atrás el presidente Felipe Calderón había informado que más de 100.000 armas incautadas al crimen organizado en México provenían de armerías legales en EEUU.

“Es la inexistencia o insuficiencia de los controles lo que permite el traslado de las armas a los carteles del crimen, a los mercenarios o a quienes sostienen dictaduras”, comentó Arias, que junto con una veintena de Premios Nobel y apoyado por expertos legales, elaboraron en los años 90 un borrador de Tratado sobre Comercio de Armas (TCA), que sigue depositado en Naciones Unidas.

Se han adoptado “importantes decisiones internacionales sobre el narcotráfico, la trata de personas, la esclavitud. Pero seguimos sin adoptar decisiones sobre el tráfico de armas, estamos pagando con vidas la inacción”, señaló Arias.

América Central es una de las regiones más golpeadas del mundo por la violencia, y por ejemplo en Honduras la tasa de homicidios anuales por cada 100.000 habitantes es 8 veces mayor que la media mundial, mientras en Guatemala es 6 veces mayor.

En un mensaje claro a los estadounidenses, el ex gobernante enfatizó que “la tenencia de armas debe dejar de verse como un ejercicio de libertad para empezar a entenderse como un obstáculo para ejercerla”.

 

Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /