EEUU ha gastado miles de millones en deportar a indocumentados
6902A.jpg

Entre $11 mil y $25 mil millones ha invertido el gobierno de Barack Obama en deportar a cerca de 1.1 millones de inmigrantes indocumentados desde el inicio de su mandato presidencial, de acuerdo con cifras entregadas al Congreso.

A un ritmo cercano a 400 mil deportados al año, la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) considera un costo de $10 mil por persona removida del país. En paralelo, congresistas liderados por el demócrata Henry Cuéllar (Texas), insisten en que el costo de la identificación, arresto, detención y deportación alcanza a $23 mil por persona.

Esto implica que en el mejor de los casos, desde enero de 2009 hasta ahora, se han gastado al menos $11 mil millones en deportar a inmigrantes indocumentados. Es una cifra que en tiempos de crisis económica implica una parte considerable del presupuesto del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Sin embargo el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes cuestionó la nueva política para evaluar deportaciones, anunciada en agosto por la Administración Obama. Esta pretende prevenir y detener la remoción de personas que no han cometido delitos, luego de un análisis caso a caso, que comenzará durante los próximos meses e implicará una revisión de los procesos de 300 mil personas. Al otro lado de la moneda, si este grupo fuera deportado implicaría un costo de $3 mil millones.

En su testimonio, el subdirector de ICE, Kumar Kibble, explicó el cambio en la política de deportaciones, y fue enfático al decir que no se pretende reducir los índices de deportaciones. Un punto que inevitablemente implicará un gasto sostenido similar al visto hasta ahora.

Durante la última década la detención de inmigrantes se ha convertido en un negocio lucrativo, desde el punto de vista financiero. Un reporte de la Oficina de Supervisión Gubernamental (GAO) de septiembre 2010, indicó que el número de detenidos en custodia aumentó de 37.124 en 2001 a 58.746 en 2009. Cerca de un 45% del incremento estuvo relacionado con el aumento de arrestos por inmigración.

“El gobierno ha gastado miles de millones de dólares deportando a personas, que en caso de aprobarse una reforma migratoria, podrían estar contribuyendo miles de millones en impuestos”, aseguró Ali Noorani, director ejecutivo de Nacional Immigration Forum (NIF). “Esta es una mala política financiera y gubernamental”.

En el último presupuesto enviado al Congreso, el Departamento de Seguridad Nacional incluyó gastos de $5.5 millones diarios, para pagar solo en detención de inmigrantes.

 

Edición de esta semana
FESTIVAL LITERARIO DE ARKANSAS 2019 DESTACA A CUATRO AUTORES LATINOS
El 16º Festival Literario de Arkansas 2019 es un proyecto del Sistema de Bibliotecas de Arkansas Central y su misión es fomentar el desarrollo de una población más alfabetizada.   / ver más /
El miércoles 27, un juez federal anuló los requisitos de trabajo de Medicaid en Arkansas y Kentucky, y dijo que la administración del presidente Donald Trump, al aprobar esas exigencias, no había considerado el efecto que tendrían en el objetivo del programa Medicaid para brindar cobertura de salud a las personas necesitadas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Antes, muchos economistas pensaban en el mercado laboral era algo similar al resto de los mercados, donde los precios de las distintas clases de trabajo —es decir, las tasas salariales — estaban determinados por la oferta y la demanda. Así que, si los salarios de muchos trabajadores se han estancado o reducido, debe de ser porque la demanda de sus servicios se está reduciendo.   / ver más /